Entre Olas #032 La Nostalgia

Texto: Ramon Salas / Fotos: Diego Gracida.

Entre Olas es un espacio donde amigos hablan de la vida contemporánea y las diferentes virtudes de la juventud descontrolada. Esta semana, Ramon Salas recuerda su infancia y la simplicidad que venía con ella.

IMG_20161219_0012

Recuerdo perfectamente todo lo de mi infancia, salir del kínder a los brazos de mi mamá, llegar a casa de mi abuelita y comer carne con papa y ver caricaturas mientras hacía la tarea.

Cuando mi papá me puso por primera vez las películas de Star Wars y creamos un lazo inquebrantable con espadas laser. Recuerdo la vez que llegó con espadas de juguete a la casa y jugamos en el cuarto a que éramos Luke y Darth Vader. Mi primer cómic, era de los 4 fantásticos, y la primera vez que hice un gol en un partido, aún siento el nerviosismo al tirar un penal en la final de la categoría 95.

A Juanita un beso cada sábado en su cachete, recuerdo el olor que emanaban todos sus suéteres. A Juanita jugando lotería con sus ranas de la suerte junto a sus tablas y rayando La Luna para más suerte. Cada navidad escuchando los villancicos que quería, era mi mamá y mi mamá haciendo fiesta en la cocina.

Recuerdo cada vez que nos mudamos de ciudad, Saltillo, Los Cabos, México y otra vez los Cabos. Recuerdo mi primer amor con olor a playa, era una niña linda la adolescencia nos desbordaba. Cada error que cometí, y el momento que me di cuenta que era más inteligente, recuerdo cada libro que leí, desde Don Quijote hasta el primero de Cortázar.

Aún tengo pesadillas con la madrugada que escuché a mi mamá gritar, me veo corriendo a la sala para saber qué era lo que pasaba. Sostenía un teléfono y lloraba descontrolada, no quería que lo dijera pero yo sabía que era lo que venía.

Te amo, Juanita. Te extraño todos mis días.

R1-04650-007A

Recuerdo perfectamente desarrollar ansiedad y años después tratármela a escondidas.

Mi primer concierto donde la banda hasta nos dio carne asada. La primera mujer que amé y nuestras peleas de novatos. Cuando lo hicimos aquí y acá y en donde se nos antojara.

Te recuerdo a ti de vez en cuando pero ya no quiero escribirte.

Y a veces duele, ver como la vida va pasando y yo sin mi perro Gio a mi lado. Aunque duele, me gusta vivirla, tomar mis errores y usarlos de combustible. He tenido la mismas amistades desde la infancia, he hecho algunas otras y las mantengo bien cerquita, mi mamá jamás me advirtió de nadie pues sabía que había criado a un hijo sabio. La nostalgia te carcome y no deberías consumirla, el mundo está adelante y lo de atrás no es más que aprendizaje, no deberíamos ir pensando en el ayer y sentirnos menos por algo que ya no está pasando.

Ser escritor es más difícil de lo que pensé, me pagan poco y a veces me leen poco.

Recuerdo el nacimiento de cada uno de mis hermanos, y el día que juré que daría la vida por mi hermana.

Hacerme madurar prematuramente con miedo de no ser suficiente.

Recuerdo todas las veces que decepcioné a mis papás y también todas las veces que me perdonaron.

Y si, te recuerdo a ti, perdóname por no estar mientras morías en una mesa.

R1-04650-014A

¿Quieres participar en Entre Olas?
Manda tu texto a hola@waves-magazine.com
Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.