¿Cómo vives la crisis de los 20?

En esta sección le preguntamos a la raza algo más o menos profundo que los haga pensar y sacarse de onda en plena fiesta cuando ya anden bien entrados y lo único que les quede sea decir la verdad.

Es fácil decir que una vez cumplida la mayoría de edad las cosas en tu vida comienzan a cambiar, desde asumir responsabilidades que antes no estaban sin previo aviso, hasta cómo deberías preocuparte por los impuestos o el martes de frescura en Wal-Mart.

Para mí, ha sido toda una odisea aprender a prueba y error las diferentes lecciones que me va dando la vida, desde las decepciones amorosas, hasta decisiones cruciales que pudieron cambiar mi vida, pero nunca te has preguntado como yo ¿A dónde madres voy y por qué razón estoy haciendo esto?

En ésta ocasión aproveché los distintos eventos que hemos hosteado a lo largo del mes para preguntarle a la gente que probablemente se encontraba bajo los efectos de alguna sustancia, su testimonio de cómo vivieron (o viven) la famosa crisis de los 20”.

WhatsApp Image 2019-05-16 at 3.49.28 PM (1)

Testimonios sin intermedio de lo profundo o lo sencillo pero sobre todo muy reales.

Alondra (20)
“Nombre, mi crisis la viví a los 16 con todas las cosas que pasé, pero ahorita estoy viviendo de poca madre.”

Diego (20)
“De la verga, pensé que no existía pero me atacó de la nada, al parecer las personas no son tan buenas como lo esperé y yo no soy tan especial… Ahhh, estoy teniendo otra…”

Fernando (24)
“Pues me pegó cuando pagué impuestos wey, fue como un: “Aaaah la verga”, deberías de checar tu SAT, pero todavía estoy en ella.”

María (22)
“No sé si pueda, fue hace mucho tiempo, incluso creo que no tuve y creo que esa es una buena respuesta.”

Ana (19)
“Pues al chile empezó con preguntas en mi cabeza tipo: ¿Qué voy a hacer con mi vida? ¿De qué voy a trabajar? ¿Enserio vale la pena vivir? O sea, me pregunto cómo voy a sobrevivir los próximos años.”

Manuel (21)
“Simplemente me tomé una pausa de la escuela porque ya no tenía ganas de acabar la facu.”

Ricardo (22)
“Bueno, fue difícil porque no sabía quién era durante un buen rato y batallé bastante en averiguar qué quería ser de grande, pero ya ahora sé quién soy a causa de muchas lecciones y pude pasarla de pura suerte.”

Abisaí (21)
“Pues yo no sé, pudo haber sido mejor, nos pudimos esforzar mucho y la siguiente viene con todo ¡Eso es todo equipo, a ganar! (léase con voz de futbolista).”

Rubén (23)
“¿Mi crisis de los veinte? Yo no lo definiría como una crisis wey, para mí es disfrutar los veinte viajando, conociendo lo más que pueda la mayor cantidad de gente y culturas y de todo lo que pueda.”

Jazmín (22)
“No saber qué iba a hacer después de graduarme, la escuela, el trabajo, o sea, sí trabajo pero quiero encontrar algo de mi carrera y no saber qué voy a hacer. Todos se casan a los 25 y yo tengo 22 y me da miedo ver todo eso, ésa es mi crisis.”

Teresa (20)
“Pues a veces me pongo triste y me enojo con todo, de cierto modo una bipolaridad rara, puede que esté feliz y en cinco minutos ya estoy enojada. Usualmente sobre pienso mucho las cosas por las cargas que tengo en la escuela y en la familia.”

Carlota (30)
“En ésa época yo estaba estudiando y mi mamá era demasiado estricta en cuanto a los horarios conmigo, si salía con mi novio era nada mas 3 horas con él y un sólo día del fin de semana, entonces siempre era demasiada controlada, no podía pasarme el tiempo porque sí me iba mal, entonces siempre era mi crisis de que ya no quería vivir ahí por todo el estrés de cómo me controlaban.”

 

Aarón (20)
“Yo creo que he vivido dos grandes, quizá no crisis, porque no me han llegado a derrotar por completo o hacerme cuestionar tantas cosas por completo pero pues, una es que he cambiado varias veces de carrera pero ya por lo menos estoy en una que me gusta y eso me tranquiliza. Y la otra es que me empecé a hacer consciente de los problemas que tengo familiares, sobretodo yendo al psicólogo y ésas cosas, pero más que crisis por la edad, es una crisis de ver cómo podía resolver todas las relaciones de las personas que me rodean y me importan. Fue más una revelación.”

Bernie (28)
“Mi crisis de los veinte fue terminar de estudiar la prepa y no sé si ya es muy tarde para ser un buen ciudadano por así decir; cuando tenía 20 años realmente no sabía ni que pedo con mi vida, acabé la prepa y lo típico: saqué mi credencial y me quedé ahí estancado entre los 18 a 20 años, mi vida desde entonces igual era seguir tocando pues siempre me ha gustado, fue algo así hasta que pasaron los años al presente y fue “wey me quedé en los veinte no mames”. No es tanto una crisis sino que me quedé en el pasado. Pero ya ahorita a la edad que tengo descubrí lo que me gusta hacer y no es que sea un requisito en la vida pero tener ésa motivación independientemente de un hobbie es algo que me da mucha ambición y quizá sea un poco tarde por mi edad pero eso nunca me impedirá avanzar.

Sofía (19)
“Yo no lo llamaría aún crisis pero sí he tenido ése choque de realidad que cuando estaba más morra no tenía ni idea que tenía que enfrentarme a eso, pero creo que a la vez no me preocupa tanto, y aunque no esté segura de lo que quiero en todos los aspectos aún, siento padre porque sigo descubriendo cosas y explorando mis gustos, y creo que por encontrar eso divertido no me ha frustrado el hecho de llegar a rozar ésa crisis, disfruto el no saber a dónde voy.”

Beto (21)
“Desde que empecé a trabajar sí ando con la moral baja y es que por ejemplo, actualmente no me gusta en donde estoy y siento que no aporto nada; mucha de la raza no me cae bien y se siente frustrante, realmente a como se pintaba todo yo pensé que iba a estar mejor mi jale, y para haber sido mi primer trabajo tengo que admitir que fue decepcionante y creo que ya ando sin ganas porque nunca tengo ganas de salir y creo que por lo mismo que ahorita estoy con que debo de cumplir ahí es lo que no me gusta. Pensar en el futuro “¿qué es lo que debo hacer?” y “¿qué es lo que no he hecho?”, ése pedo sí me está consumiendo bien cabrón y pues, personalmente no he tenido un rendimiento muy alto y no estaba preparado para todo esto.”

Jimena (23)
“Mi crisis de los 20 fue un relajo porque estaba en una etapa de mi vida en la que no sabía qué iba a ser de mi vida, volteaba para atrás y veía que solamente había estudiado, nunca había trabajado, no sabía si realmente lo que estaba estudiando me iba a servir de algo o si era buena en ello, o qué iba a pasar con mi vida. Creo que es una etapa muy pesada porque estaba dejando mi adolescencia y comenzaba mi adultez con más responsabilidades, es empezar a enfocarte al 100% en lo que quieres tanto personal como profesionalmente, pero por más difícil que haya sido, una vez que la superas es bonito ver el pasado y ver que realmente si lograste lo que te habías propuesto, o que muchas veces las cosas salen mejor de lo que tú pensabas y esperabas, que aunque en ése momento se te caía la vida a pedazos con el tiempo y el paso de los años, tu vida va tomando sentido y vas agarrando camino para seguir adelante. Así que, aunque en su momento fue una etapa difícil ahorita que la veo y la analizo me gustó pasar por eso, si no lo hubiera hecho nunca me habría dado cuenta de lo que he logrado hasta ahorita.”

Leslie (21)
“Supongo que ha sido algo que me duró años, desde los 17 cuando llegó la hora de elegir una carrera porque realmente no tenía definido qué hacer, me pasaba que sabía que iba un poquito más hacia el rumbo artístico, me gustaba bastante escribir entonces dentro de, estaba Filosofía y Letras, iba más enfocada entonces a redacción y todo eso pero no quería entrar a Comunicación por todo lo que se dice que no hay chamba o es mal pagado etc. Pero bueno, la carrera que elegí (políticas) la elegí sólo por no perder tiempo, no quedarme sin estudiar 6 meses o un año y quería ir al mismo ritmo que todos y eso fue un error muy grande ya que no me apasiona, no te digo que me desagrada del todo porque aprendes cosas muy chidas pero no es donde me gustaría estar y eso me llevó a diferentes problemas porque empiezas a ver que hay una presión muy fuerte de ejercer la carrera ya que te ha costado un chorro y a tu familia también en cuestión de inversión y representaba un doble esfuerzo lo que a mucha gente entendía fácil porque le gustaba, entonces mi carrera sería un punto donde me sentía perdida.

Sigo pensando lo mismo pero ya estoy por terminarla. En cuanto a decisiones estoy consciente de que muchas de las cosas que hago no van con lo que pienso, tal vez podría aconsejar muy bien a una persona o estar consciente de las cosas que busco y quiero para mí pero a la mera hora te puedo decir que no las sigo completamente, me han lastimado de muchas maneras con amistades con elecciones a quien debo querer o a quien dejo que me quiera o de qué forma. Sabía que era muy buena para muchas cosas pero nunca cuál era mi propósito, pero ahí vamos descubriéndolo.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.