Perfection

The Perfection, vomitar nunca había sido tan perfecto

Por: Diego Gerardo.

“La perfección no existe, eres hermoso como eres Coraje, con todas tus imperfecciones lograrás lo que quieras, te lo juro por Dieguito Maradona”.
– Pez Argentino

MV5BMTA3NzkzMDUxODBeQTJeQWpwZ15BbWU4MDM0ODc5ODcz._V1_

Lo que más aprecio del cine, dejando de lado las historias, los personajes y universos, son las atmósferas, y los sentimientos que te provoca este aspecto; incomodidad, tensión, miedo, ansiedad, tristeza, furia. Hay veces en las que mis ojos empiezan a derramar lágrimas en escenas insignificantes; no sucede nada en la trama, no hay un cambio positivo o negativo en los personajes, simplemente me quedo atascado en el ambiente.

Así como enfermarte en medio de un viaje en un país donde ni siquiera hablas el idioma y no puedes hacer nada más que quedarte en tu asiento sufriendo, y tratando de no morir… ¿Será algo que comí? ¿un virus que mi cuerpo desconoce? ¿la contaminación?, no sé y no importa, el único pensamiento que recorre tú cabeza es “¿cómo salgo de aquí?”

Richard Shepard (director), logra jugar un poco con este tipo de escenarios en The Perfection y son una luz al final del pasillo; son estos momentos cotidianos donde la película brilla más.

AAAABT2LTaJdgEu7hNmZoQ9b1mEvkWwbrFDZjqhB8DdL5qhA9qvpBLF2XzsZRxeMGPYXbgYr8sMT_rrVZkmeZhs3gpXs_rD3Nw844Q

Es interesante y divertido cómo juega con tu mente porque es una película que depende mucho del plot twist, el giro de tuercas inesperado que te hará sorprendente. El problema es que se abusa demasiado de esto y hasta cierto punto uno llega a entender la estructura de la película y sus giros los puedes ver a un kilometro de distancia. Esto llega a arruinar el ritmo del filme.

La película trata de una estudiante prodigio de música se reencuentra con el mundo que abandonó a muy temprana edad debido a la enfermedad de su madre, ahora ya fallecida; Charlotte (Allison Williams) busca ahora que hacer con su vida. Ella regresa con su profesor, Anton (Steve Weber) que ahora tiene una nueva estudiante al mismo nivel que ella, Lizzie (Logan Browing).

Con esta trama uno se imagina las líneas generales que tomará el film; tiene un poco de Black Swan y Whiplash, pero de repente Richard te presenta diferentes elementos que te hacen creer que la peli irá por otros rumbos y ¡pam! plot twist.

P_00046R

Me gusta lo retorcido que la película va evolucionando su simple trama, incluso llega a un punto donde toma un humor ridículo salido de películas de serie B y me encanta.

Es una película que igual puede hacerte vomitar; en su semana de lanzamiento en Netflix las redes sociales se llenaron de comentarios de lo asquerosa que puede ser una escena de vomito con unos planos cerrados que igual no son muy agradables a la vista. Varios incluso amenazaron a Netflix de cerrar sus cuentas por esto.

No es una película perfecta, pero como decía el pescado de Coraje, “la perfección no existe”; vale la pena experimentar el mal viaje que puede causar The Perfection. Es una montaña rusa de emociones que explora aires curiosos en el terror, pero se tropieza un poco y pierde uno la mano y la cabeza, pero siento que es experimento interesante en el género.

The Perfection ya se encuentra disponible para su streaming a través de Netflix.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.