Sorry To Bother You, o cómo vender tu alma al telemarketing

Texto: Diego Gerardo

Sorry To Bother You es la película debut de Boots Riley; este señor empezó su carrera en la política a muy temprana edad. A los 14 años se unió al Comité Internacional en Contra del Racismo (inCAR en inglés) y a los 15 al Partido Laborista Progresista (PLP). Incluso pasó gran parte de su vida dedicándose a la música con su banda de hip-hop, The Coup (que compone también la música para esta película) y Street Sweeper Social Club donde sus canciones venían cargadas fuertemente de mensajes políticos. Desde pequeño Riley estuvo dentro de huelgas de trabajadores y eso lo influyó a luchar por los derechos de estos mismos, en 2012 ya tenía la idea de esta película pero terminó transformándola en un álbum titulado igual e incluso llevó la idea a la literatura y ahora por fín se animó a hacer realidad su guión.

Sorry to bother you reseña

En la cinta vemos a Cassius “Cash” Green (Lakeith Stanfield) adentrarse al extraño y oscuro mundo del telemercadeo acompañado de su novia Detroit (Tessa Thompson) y mejor amigo Sal (Jermaine Flower). La cosa empieza a complicarse cuando uno de los trabajadores, Squeeze (Steven Yeun), quiere organizar una huelga para que todos obtengan una paga y un trato justo; todos le apoyan incluyendo el grupo de Cash pero sus jefes le ofrecen un ascenso a nuestro protagonista que termina aceptando y abandonando a sus amigos, lo gracioso es que se encuentran con un mundo más oscuro con el que nunca habría soñado.

En los primeros minutos vemos a Cassius en una entrevista de trabajo, la película nos muestra que Cash necesita el empleo para pagar las deudas, así que recurre a uno de los lugares más necesitados de personal; una agencia de telemarketing. Aun así, para asegurar el lugar Cash miente en su curriculum y su entrevistador logra detectar esas mentiras y las ignora porque las agencias de telemarketing siempre necesitan de la clase trabajadora. Para Cassius es perfecto porque no tiene otra opción, no puede rapear, tiene problemas de autoestima y cuestiones como la muerte y el legado que le dejará a la humanidad no le dejan dormir. Para su suerte, en el telemercadeo no les importa tus habilidades, título profesional o años de experiencia en cualquier otro trabajo; mientras tengas iniciativa y puedas leer, eres aceptado.

Por lo cual vemos sus inicios en el mundo de las ventas telefónicas; todas sus llamadas son fracasos tras fracasos por la misma inseguridad de Cash al no poder evitar imaginarse que está cara a cara con sus clientes en medio de la cena o en el acto con sus parejas.

Boots Riley película

El mundo de Sorry To Bother You es una versión un poco más exagerada y absurda del nuestro; la inseguridad y tono de piel de Cash puede causar que le cuelguen, su director (que trabajó dos veces en su vida en telemarketing) comentaba esto en una entrevista en The Guardian: “Tratas de ocultar que eres negro solo al nivel básico para que alguien sienta que eres como él y en el nivel más racista para que se sientan seguros al darte la información de su tarjeta de crédito”.

Básicamente Cash no puede ser él mismo para ganarse la confianza de sus clientes, no puede sentir empatía o mostrarse débil, debe apegarse al guión que dictan la compañía y la única forma en la que él consigue el suceso es abandonando su identidad.

En el filme lo muestran abandonando su voz, Cash empieza usar “la voz de blanco” (que en este caso es literalmente la voz de una persona blanca, David Cross, el diseñador de los Gorgonitas en Pequeños Guerreros y el manager de Alvin y las Ardillas), una voz libre de preocupaciones que irradia confianza y felicidad. Que tiene todas sus deudas pagadas, tiene su esposa e hijos contentos, que no le falta nada en esta vida; justamente todo lo contrario a Cassius.

Es un espejo bastante grotesco. Dentro de la película existe un programa de televisión que todo el mundo ve donde solo golpean y humillan a sus participantes; una chica que se hizo viral por un video donde golpea a una persona con una lata en la cabeza se hace una figura importante en la sociedad. Incluso existe una entidad llamada WorryFree (Libre de preocupación) que ofrece empleo, vivienda y alimento a las personas que más lo necesitan. Su parecido a una cárcel es mera coincidencia; muestra gente que vendería su libertad por un trabajo donde le exploten y paguen con comida y una litera de hierro, el entretenimiento para todos es el sufrimiento de lo demás e incluso muestra cómo damos más atención mediática a cosas estúpidas como el video viral de la semana.

Netflix Sorry to bother you

Sorry To Bother You es una cinta carismática que trata sus temas de formas muy simpáticas al punto de llegar a lo absurdo y surreal como si se tratase de una película de los Monty Python; es un espejo de la sociedad de hoy en día donde la llave de la felicidad se consigue consumiendo sin importar que pierdas tus amistades y familia; donde la única forma para escalar la escalera al éxito es abandonando tu alma y ser.

Para nuestra suerte Boots Riley entra con mucho entusiasmo al mundo del cine, se encuentra escribiendo y dirigiendo un capítulo para 10 After Midnight, la antología de terror a cargo de Guillermo del Toro para Netflix. También tiene un trato con Michael Ellenberg (el tipo que trajo Game of Thrones a HBO) para una serie de televisión y seguirá escribiendo películas. Es un buen comienzo para la carrera de Riley en este mundillo.

Creo que es una cinta que no todos disfrutarán, pero si realmente tienen ganas de algo nuevo deberían darle mínimo una oportunidad, revisitarla para encontrar nuevos detalles, pequeños easter eggs y significados a las múltiples metáforas. Y si lo que buscan es un poco de ciencia ficción distópica, este filme es para ustedes.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.