Mid90’s o un abrazo a mi pubertad

Por: Zara Plesuski

Desde que salió el tráiler de Mid90’s el verano pasado me llené de tanta emoción al saber que Jonah Hill dirigió una película coming-of-age producida por A24. Me intrigaba ver el trabajo de Jonah como director y de A24 como productora ya que de ahí han salido joyitas sobre la adolescencia como Moonlight (2016), Lady Bird (2017) y Eight Grade (2018).

Finalmente, este invierno tuve la oportunidad de verla a través de esos servicios de streaming no gratos del internet, y siento que le han dado un abrazo cálido y longevo a mi pubertad. Mid90’s nos hace revivir la idea que todos decimos tener de juventud, hasta idealizarla un poco, a través de la vida de Stevie.

Mid90’s Waves Magazine

La película tiene todo el formato para verse como una película de los 90’s, desde el soundtrack con Nirvana, ESG y Cypress Hill, hasta los aspectos técnicos que tiene como el recuadro 4:3. Siendo honesta a mi no me tocó vivir mucho de esto, pues nací después de los 90’s. El mundo del skate y de ser hombre es algo desconocido para mí, pero eso no es un factor en contra para que todos estos elementos que Mid90’s representa hagan que nazca un sentimiento de nostalgia pura hacia esa época que muchos recuerda con ojos de perrito aunque unos la hayamos vivido muy poco. De cierta manera, solo podemos entender ese mundo por Stevie por todo lo que pasa y siente.

Para ponerlos en contexto, Stevie (Sunny Suljic), es un niño de trece años que vive en algún barrio de California en los 90’s. Viene de una familia pequeña y algo complicada, conformada por su mamá Dabney (Katherine Waterston) quien es una señora un tanto co-dependiente de quienes la rodean, y su hermano Ian (Lucas Hedges) quien cumple con el estereotipo noventero de hermano mayor abusivo. Es verano y dada la situación, Stevie busca salir de este círculo social y busca con quien pasar un buen rato.

Stevie decide juntarse con un grupo de skaters: Ray (Na-kel Smith), un chico afroamericano, considerado el mejor skater del grupo y con más inteligencia emocional. Fuckshit (Olan Prenatt),  otro chico afroamericano y el de mejor situación económica aunque perdido entre el alcohol y la fiesta. Ruben (Gio Galicia), un chico latino que escapa de su casa por problemas de violencia doméstica y Fourth Grade (Rydes McLaughkin), el chico blanco del grupo que tiene más problemas económicos.

Movie Mid90’s Waves Magazine

Todo esto conforma un grupo de adolescentes misfits y acomplejados, esto ya sea por problemas de casa o personales. El sentimiento constante de no saber cuál es tu lugar en el mundo es una gran manera de unir a un grupo de amigos; Entre los conflictos y situaciones de todos los días, nuestros niños inadaptados logran mantenerse juntos por el simple sentimiento de escapar un rato y olvidarse de sus problemas.

Mientras Stevie convive más con su gang, también logramos conocer más a los chicos y para mí, Jonah Hill hizo los personajes más auténticos posibles. Entre diferentes realidades y personalidades vemos que estos personajes tienen problemas que son comunes para nosotros: ver a un amigo drogándose todos los días u otro queriendo ser director de cine, estas cuestiones son las más reales y son las que vivimos todos los días, no necesariamente que una esté mal, simplemente es lo que uno ve y de cierta forma, es la verdad.

Jonah Hill Waves Magazine

Esta película también proyecta de manera muy fuerte el sentimiento de no pertenecer a nuestra familia hasta llegar al punto de negación. Estando en casa te sientes atenido a una vida que no es la que quieres vivir pero apenas sales a hacer y ser lo que tu quieres y adquieres el sentimiento de sentirte invencible.

Y como en toda película coming-of-age llegamos al punto donde nuestro personaje principal ha sobrevivido y ha aprendido. Mid90’s nos enseña qué hacer en esos días donde te encuentras tan atorado en tus pensamientos: salir con tus amigos a que se te olvide un rato. En el caso de Stevie es salir a patinar pero en mi caso, por ejemplo, es andar en patín del diablo. A lo que voy es que todos tienen esa cosa que los hace olvidar la vida. Entre situaciones que el grupo vive finalmente, acaba como debe acabar una película de cultura del skate: de manera muy real y muy wholesome.

En su debut directorial, Jonah Hill me deja ansiando mucho en su futuro como director, ha cruzado la línea de estar enfrente a atrás de la cámara de la manera más emocionante y no puedo esperar a ver más. Durante toda la película pude sentir cómo Jonah mantenía esta historia de la manera más auténtica y culturalmente honesta.

Adolescent Mid90’s

Aunque no sea necesariamente la época de uno, esta película es tan honesta que el sentimiento de nostalgia se recurre demasiado y de esta manera es inevitable que vayamos a sentir los 90’s como un mundo que ya fue. Mid90’s es una película del viaje que es la adolescencia: llena de inseguridades, nuevas experiencias, nuevas emociones, de problemas y sobre todo. tu segunda familia, el grupo de amigos. Abunda mucho el revivir sentimientos de primeras veces, como subirte en el carro de tus amigos sin tus papás, llegar tarde a tu casa, escapar de la policía o de simplemente andar con tu grupo de amigos por todos lados. Te enseña los detalles que no ves cuando vas creciendo y aunque nunca te hayas subido a una patineta te vas a identificar tanto gracias a la cruda, dura y hermosa manera que la película muestra el proceso de crecer.

Si son fans de Jonah Hill, de los 90’s y del coming-of-age no se pierdan esta joyita. Búsquenla en internet (ya que aún no hay información de que vaya a estar en cines mexicanos) y veánla una noche que anden nostálgicos para que pegue más .

Un comentario en “Mid90’s o un abrazo a mi pubertad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.