Películas realistas de Ghibli que siguen siendo fantásticas

Texto: Zara Plesuski

Studio Ghibli es un estudio japonés de animación, donde Hayao Miyazaki ha dirigido sus películas más exitosas como «Mi amigo Totoro» o «El Viaje de Chihiro» y recientemente la plataforma Netflix adquirió la mayoría de los derechos de streaming de muchas películas del estudio.

Estas películas animadas son historias llenas de aventuras, sueños y emociones con monstruos, gatitos y mundos inimaginables. Y aunque Ghibli se relacione con mundos fantásticos, hoy vamos a hablar de esas películas que se sienten más reales, películas que podemos ver y sentir que está totalmente representada la humanidad. Como lo son Recuerdos del Ayer, Puedo Escuchar el Mar y El Viento se Levanta (Las primeras dos mencionadas ya se pueden encontrar en la plataforma de Netflix).

_

Recuerdos del Ayer fue estrenada en 1991 y dirigida por Isao Takahata. La trama va sobre la historia de Taeko Okajimam, una mujer soltera en sus 20’s que trabaja en Tokio y decide pasar sus vacaciones en el pueblo de Yamagata, donde se quedará con familiares lejanos mientras ayuda en la cosecha de cártamo.

Pasando Taeko las vacaciones en el pueblo observa el paso de la infancia a la vida adulta. Durante la película, Taeko, entre campos y montañas, recuerda su infancia, peleas familiares, la frustración de los niños y las matemáticas, entre otras historias, todo esto mientras analiza su presente, contempla sobre su arco de vida y si habrá realizado suss sueños de la infancia. Particularmente, se siente muy cercana a lo que un joven adulto puede estar pasando; ese golpe de realidad y el poso nostálgico que uno tiene al saber que ya pasó la etapa de la infancia.

Hablando sobre la animación, los recuerdos de la infancia de Taeko son ilustrados como manga tradicional, mientras que el presente está representado de manera más realista y con más movimiento facial. Los fondos de esta película son paisajes exuberantes y sublimes llenos de afecto que llegan a imitar el impresionismo. Recuerdos del Ayer es como el abrazo cálido de una montaña.

 

Basada en la novela del mismo nombre escrita por Saeko Himuro, Puedo Escuchar el Mar fue dirigida por Tomomi Mochizuki y estrenada en 1993. Taku Morisaki es un joven que le empieza a llamar la atención la chica nueva de la escuela, Rikako Muto. Rikako se ve con dificultades para adaptarse a su nueva escuela ya que sus papás recientemente se habían separado. Y encima de esto, no fue Taku quien la vió primero si no, su mejor amigo, Yutaka. Y todo esto se presenta para hacer un triángulo de amor, todo esto desde la perspectiva de adolescentes emocionalmente estúpidos.

Aunque estos personajes sean el arquetipo genérico, ya que Taku es el protagonista inseguro, Yutaka es el compañero de clase maduro y de excelencia y Rikako es esta chica errática que vuelve sus mundos al revés. Todo esto le suma que los ambientes de esta película son bastante hiperrealistas.

La estética se siente muy elegante y encantadora, con escenarios del paisaje de Kochi, personas viajando en transporte público y hasta la deliciosa comida que Ghibli anima de manera tan perfecta. Visualmente la animación es sensible y tiene una atención al detalle que la hace especial y mágica aunque no haya eventos místicos. Todo el film se siente como viajar en metro, un viaje lleno de posibilidades y de ideas muy románticas.

 

El Viento se Levanta se estrenó en 2013 y fue dirigida por Hayao Miyazaki. Esta película es una biopic de Jiro Horikoshi (1903–1982) que fue el diseñador de aeronaves para Japón durante la WWII. Jiro sueña con volar y diseñar hermosos aviones inspirado por el diseñador de aeronáutica italiano Caproni. Aunque Jiro soñaba con volar pues él tenía problemas de vista y esto lo hacía inhabil para hacerlo aunque esto no lo detuvo de estar dentro del mundo de la aeronáutica ya que se dedicó a diseñar e innovar dentro de una empresa de ingeniería japonesa.

La magia de esta película está en los sueños surrealistas de Jiro, donde este convive con Caproni caminando por las alas de los aviones. Esta película es realista y es cruda; es sobre perseguir y comprometerte con tus sueños más locos y sobre enamorarte de la manera más profunda de lo que te apasiona. La animación de esta película se siente como un viaje por las nubes, es encantadora y te transporta a los ojos de alguien más sobre una época. Se siente como una seguridad en tus pasiones, como un cuadro a punto de ser pintado con óleo.

 

Estas películas de Studio Ghibli son de personas. Son de sueños, emociones, pasiones y nostalgia. Son sobre el afecto que le podemos tener al pasado y al mismo tiempo son un abrazo a nuestro yo del presente. Las animaciones están llenas de estética sensible y humanista. Aunque el peak de Ghibli sean películas fantásticas como El Castillo Vagabundo o Ponyo en el Acantilado nunca debemos de dejar de creer que las coincidencias, las casualidades o el destino no tienen algo de fantasía.

_

Recuerdos del Ayer y Puedo Escuchar el Mar se encuentran ya disponibles en Netflix. El Viento se Levanta estará disponible a partir del 1ero de Abril.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.