5 madres en la animación que enseñan mucho sobre la maternidad

Texto: Santiago Caamal

La madre (en términos sociológicos y etnopsicológicos) es una institución importantísima para el ser humano, es el máximo símbolo (especialmente en México, incluso, considerado un trauma social) sagrado y especial en la sociedad. Esto es así en diferente medida y en diferentes partes del mundo; se ve reflejado tanto en la pintura, la música, la literatura, hasta en el cine como en la televisión. Incluso, las caricaturas más inocentes y poco reflexivas, nos regalan grandes momentos de profundidad en relación con la maternidad, de hecho, estos grandes momentos en la animación llegan a enseñarnos cosas sobre lo que es el amor de una madre o el amor hacia una madre, y por eso hoy hablaré de algunos personajes maternales que me dejaron (entiéndase el “yo” como un chico mexicano de 23 años que ama a su madre) algún tipo de enseñanza o reflexión sobre el tema (la ultima de la lista me dejó llorando más de una hora).

_

Mary Wendle, la madre de Clarence, en la caricatura homónima, no tuvo un desarrollo completo debido a que la caricatura solo tuvo tres temporadas (perfectas a mi parecer), sin embargo, su forma de ser y de amar deja muy en claro que el autor sabía que la construcción psicológica del personaje es fundamental para entender a Clarence, ya que este es un niño muy feliz, creativo, inocente, libre de elegir lo que sea que le guste y sobre todo cariñoso. Mary es una madre divorciada de clase media baja, con mucho sentido del humor. En algunos capítulos se muestra muy empática con los amigos de Clarence, mostrando un respeto hacia las actitudes obsesivas compulsivas de Jeff y el rollo medio punk que se carga Zumo. Mary constantemente demuestra amor por su hijo, ella enseña que una personalidad tan maravillosa y extensa como la de su Clarence, se debe en gran medida, al amor y educación que recibe en casa. (Chad, su novio también es muy lindo con Clarence).

La mamá de Timmy Turner, mejor conocida como Sra. Turner en Los Padrinos Mágicos, no es la madre más considerada a la par del Sr. Turner, pues no tendría sentido que Timmy tuviera a Cosmo y Wanda si sus padres fueran perfecto. Aún así, la madre de Timmy es desarrollada de formas muy interesantes; en un episodio Timmy necesita la ayuda de su padre para ganar un concurso de camping padre e hijo, así que, al ver que este nadamás no la arma, empieza a desear diferentes padres, pasando incluso por los padres de sus amigos. Mientras Timmy ignora brutalmente las increíbles habilidades de su madre para el camping (pesca con la boca y tiene una catapulta medieval que ella construyó), al final, la madre de Timmy concursa como su padre (y ganan) con la ayuda de su abogada Gloria Tronco, quien forzó a los jueces a dejarla participar a pesar de ser mujer, dejando como lección a los espectadores que una madre es tan capaz de hacer cualquier cosa como un padre.

Kushina Uzumaki, la madre del amado Naruto Uzumaki, no sale demasiadas veces en la Naruto Shippuden, aún así, bastaron algunos capítulos para darle el trasfondo materno que me hacía falta y que de paso me sacó un par de lágrimas de tristeza. Aguas con los spoilers: Kushina fue desde pequeña una mujer fuerte que no permitía que los bully’s de Konoha (sí, todos sufren bullying acá) la hicieran sentir menos por su aspecto físico o por sus aspiraciones como shinobi. Como madre, su personalidad tampoco cambió demasiado, de hecho, es ella quien le hereda la personalidad rebelde a Naruto, incluso alcanza a pintarle la raya a este y darle un buen madrazo antes de contarle su historia. Kushina murió antes de que Naruto supiera siquiera su nombre, sin embargo, ella murió amándolo con toda su alma y deseando lo mejor para él sacrificando su vida y su alma por el bienestar de este pequeño y el ambiente/mundo donde crecería. Kushina me enseñó que el amor de una madre nunca desaparece, aunque no te vea crecer, aunque físicamente no esté contigo, su amor está dentro de tí.

Hablar de Mona Simbpson es un poco complicado, ya que su presencia en Los Simpson trajo expansiones al desarrollo de personajes canónicos dentro de la misma serie y esto trajo consigo debates. Por ejemplo, el motivo por el que Lisa es progresista “de sangre”, un background a Abraham el abuelo” Simpson pero sobre todo, a su hijo Homero, quien no salió muy bien parado de la relación con su madre. Algunas personas tienden a pensar que Mona es una mala madre, sin embargo, Mona es un personaje muy profundo que siempre estuvo consciente de la libertad de su espíritu. Ella era música, era ambientalista, tenía una vida sexual libre y activa, protestaba y se drogaba, pero también sabía que tenía una responsabilidad: su hijo Homero. A quien nunca quiso hacerle daño, por quien decidió alejarse de la familia pese a que para su mala suerte, las circunstancias la hicieran ocultarse y fingir su muerte. Al final, ella siempre amó a Homero y me dejó de aprendizaje que la vida independiente de una madre, la creación de su propia historia y recuerdos, son independientes del amor hacia sus hijos. Esto me sirvió muchísimo para cuando mi madre y mi padre se separaron, pues ya sabía de antemano que mi madre tenía derecho a rehacer su vida y que eso no la apartaría de mí.

A pesar de que Midnight Gospel es una serie nueva, la madre de Clancy me dejó casi casi traumado. Sucede que yo siempre ando tripeando con la muerte física, la muerte del ego, el miedo a tocar la verdadera nada y me sentía experto en el tema hasta que ví reflejada a mi madre con la madre de Clancy y me explicó cómo estaba preparada psicológicamente para la muerte, cómo es concebir un nacimiento y cómo es despedirse de tu hijo. Le desea la paz, y que pueda alcanzar la iluminación; con eso acepta su propia muerte, como si fuera tan fácil. A lo largo de este episodio, nos cuentan un poco de su vida, un poco de su experiencia de parto y muchísimo sobre su filosofía (mezclando un poco del personaje con un poco de la persona real en el podcast, Deneen Fending). La madre de Clancy tiene una de las despedidas más emotivas de todo el contenido animado que he visto en toda mi vida, me enseñó que la muerte está más cerca de lo que creemos, que nosotros como individuos no somos casos especiales y que aprovechar el tiempo en este mundo en realidad es lo único que podemos hacer aunque nos cueste soltar a un ser humano que nos dejó existir en este plano terrenal y que nos enseñó a hablar, a querer, a formar parte de un universo gigantesco en el que no somos nada. Me hizo sentirme egoísta por querer que mi madre siempre estuviera para mí, tanto física como espiritualmente y de alguna forma, me hizo sentirme vacío y al mismo tiempo lleno de amor. Gracias a la madre de Clancy terminé de cerrar la idea de que una madre es mucho más que una madre, y verla solo como una madre es algo egoísta, debemos aprender a soltar.

 

Hablar del cariño que le tenemos a nuestras madres, sin importar si están cerca o lejos de nosotros casi siempre involucra sentimientos importantes. El día de las madres es solo una vez al año y pienso que es muy poco para agradecer el tiempo, el amor y la dedicación que ellas invierten en nosotros (aclarando que hablo del rol que las madres han ocupado en tiempos pasados e incluso actuales). Quiero creer que la sociedad avanza poco a poco en temas de masculinidades tóxicas, feminismo y deconstrucción y que en un futuro, el símbolo materno será igual al paterno. Estoy feliz de que el tiempo frente al televisor, ordenador o celular me haya permitido conectar con personajes que me ampliaron el panorama sobre las madres, por eso yo les invito a que, si aún tienen la oportunidad, hablen con sus madres, abrácenlas, agradézcanle el esfuerzo y escúchenlas, en general, valorenlas.

Espero hayan tenido un bonito día de las madres y se hayan quedado en casa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.