Holograms, La banda de Captured Tracks que se mantuvo en las sombras

Texto: Marco Marín

Cuando uno piensa en post-punk automáticamente piensa en Rusia, ridículo o no, es un hecho que gran parte de las bandas exponentes del género provienen de tal país. Bien, ahora cuando pensamos en post-punk pensamos en un sonido fino, suave y muy rítmico, pero la banda de la que hablaré no es ni sutil ni Rusa, fue una banda sueca que llegó a alcanzar un poco de estatus en el panorama internacional gracias a el sello estadounidense Captured Tracks allá por el 2012 y que no logró mantenerse o sobresalir al la creciente de proyectos como DIIV, Beach Fossils, Mac Demarco, que frente Holograms manejaban un sonido más adolescente y juvenil.

Describir el sonido de Holograms no es difícil. Crudo y frenético, así de simple. Desde las voces y la instrumental que a diferencia de lo que se percibe en tal género, la banda opta por una esencia más salvaje y a menudo  catalogada como proto punk con notoria distorsión en guitarras, sintetizadores noisey, baterías rápidas, un bajo que da cuerpo y alma en la estructura musical así como segunda voz para reforzar coros y resaltar una especie de clímax en la canción.

La banda cuenta con tres álbums de estudio de los cuales dos son obligatorios a escuchar si quieres redescubrir un sonido menos meloso y monótono del post-punk como últimamente se ha venido haciendo. Holograms 2012 y Forever 2013. Estos materiales obtuvieron la buena valoración de distintos medios digitales entre ellos los prestigiosos Pitchfork y Consequence of Sound, sin olvidar que llegaron a KEXP. Canciones a destacar: «Monolith», «A Sacred State» «ABC City», «Chasing My Mind», «You Are Ancient y Fever».

Lamentablemente de la banda se sabe poco tras su último material “Surrender” (2017) y se volvió una banda a lo que yo considero, de culto que el tiempo ha ido añejando bien y que más de uno se sorprendería al escuchar su material y ver qué se puede interponer ante cualquier buen rock actual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.