Fritz Waves Magazine

FRITZ, pop a través del internet

Texto: Diego Gerardo

El arte es una clara forma de comunicación entre él/la artista con él/ella misma. A mi manera de ver, hay dos formas de aproximarse a la música: la primera siendo crear música para la gente y la segunda haciendo música para tí mismo; a veces se puede dar el clavo y lograr las dos formas. Ninguna es mejor que la otra, al fin y al cabo, todas hacen cumplen con la función del arte: comunicar algo.

Este mes he estado escuchando a una chica de Newcastle, Australia. a Tilly Murphy, una chica de 19 años que al graduarse de preparatoria decidió juntarse con sus mejores amigos para hacer música bastante borrosa con un toque pop y shoegaze. De ahí nace FRITZ. Ambos géneros perfectos para lo que Tilly buscaba transmitir en su primer disco auto titulado; es una auto-exploración de problemas personales con un toque bastante oscuro pero aún así llega a tener momentos bastante pegajosos y melodías algo alegres.

Fritz Waves Magazine

El mejor ejemplo es el primer track «Sandpaper Hands», que sigue de un interludio bastante atmosférico y drone que corta de pronto para entrar dándole pequeños raspasos a la guitarra y varios madrazos a los platillos, de ahí pasa a una tonada que te acompañará en tu mente toda una tarde. La voz de Tilly suena como un ruido blanco femenino hablando sobre una relación tóxica con la ansiedad, y el no poder huir pero tampoco poder quedarse. Empezar con ese grito de auxilio para después sonar «YUK!» con una melodía más divertida y bailable pero que en su letra habla sobre vivir para siempre pero temer al olvido… Olvidar la cara de tus amigos, y sus números telefónicos hundiéndote poco a poco.

En general, su primer disco mantiene esa línea depresiva como una forma de introspección para su artista, es clara la intención comunicativa de Tilly y cualquiera puede concordar con los sentimientos e ideas que se presentan en este LP. Eso fue 2017 para FRITZ, 2018 fue un año lleno de singles con un gran cambio, el sonido depresivo del primer álbum se esfumó y ahora toma una línea bastante más surf pop, aunque las letras tristes y de desesperación sigue ahí en «Biggest Fool in the World».

De ahí en adelante, su música seguiría esta línea más bonita donde la artista busca contar sus sentimientos con sonidos más divertidos y nostálgicos; fácil si juntase todos sus singles de 2018 a la fecha formaría un disco bastante conciso.

Me alegro que exista alguien como FRITZ, en general que haya más mujeres en la música dándole en la madre a las guitarras y haciendo videos increíbles con sus amigos. Tilly es alguien que transmite mucha honestidad y buenas vibras, en su canal oficial de YouTube hay unos cuanto vlogs donde te muestra cómo se tiñó su cabello, qué lleva en su bolsa e incluso un pequeño roadtrip a un show en la banda de uno de sus amigos con el que colabora.

En cierto modo es una forma de promoción sobre su mercancía y música, pero lo hace con una buena intención y formula un diálogo con sus fanáticos, porque al final hacer música para tí logra poner cierta mierda en su lugar y para los demás también. Esta comunicación nace del internet porque ¿Cuándo tendrías a Guns N’ Roses haciendo videos sobre cómo se lavan y cuidan el cabello?, es bonito tener a alguien que sí lo hace y aparte sube música bien verga a Bandcamp.

También sube sus propios videos musicales a su canal, son como una fusión entre Euphoria y Scott Pilgrim, dos tonos bastante distintos que hacen un contraste bastante interesante y alimentan más el contexto de la música de Tully; El puro DIY.

_

Sigue a FRITZ en sus redes sociales para estar al tanto de sus próximos shows y releases.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.