Clairo, de su cuarto a Coachella

Texto: Gerardo Sánchez

La primera vez que escuché a Clairo fue gracias a mis ganas de escuchar rolitas tranquilas para estudiar o relajarme mientras juego videojuegos o leo. Usualmente navegaba por Youtube escribiendo las palabras “chill” o “chill hip-hop” en el buscador por allá del 2017, de vez en cuando me gustaba guardar uno que otro track para volverlo a escuchar, y en aquel entonces también empezaba a surgir mucho la tremenda voz de Shiloh Dinasty así que era común escuchar tracks con samples de sus canciones agregándole algún otro beat. Subió mi interés y ahí fue cuando descubrí que éste género musical se llama Lo-Fi, de low fidelity, ya que comúnmente son grabaciones muy bootleg con voces grabadas en celulares/baja calidad, o instrumentos muy simples, o incluso un beat repetitivo pero sencillo.
Mientras más de mis amigos hablaban del Lo-Fi, más artistas descubría, y ahí fue cuando el algoritmo de Youtube me ayudó a descubrir a Clairo o Claire Cottril, escuchando por primera vez una versión de “I Wish I Was a Sailor” con un pequeño reverb y percusiones, lejos de la versión original pero no exageradamente alterada.


La historia de Clairo no se detuvo ahí, ella apenas estaba comenzando a subir sus covers acústicos y al ver cómo surgía tan drásticamente la popularidad del Lo-Fi y los edits que le hacían a sus rolas, decidió comenzar a darle más producción a su material, lo cual ya estaba muy acostumbrada debido a su proyecto anterior DJ Baby Benz en el que hacia mezclas y una que otra producción que asimila mucho al sonido de IGOR de Tyler, The creator.

“Flamin hot cheetos”, “Pretty Girl” e incluso el cover de “Waste” de Brockhampton lograron posicionar muy alto  a Clairo en Youtube, contando con beats bastante catchy y letras melancólicas del amor adolescente que absolutamente todos hemos vivido. Ese contenido relatable fue la clave; sabía a qué público hablarle y tenía la fórmula desde que comenzó a escribir canciones; la nostalgia. Y es que, ¿A quién no le gusta recordar “los viejos tiempos”? Ahí donde todo era más sencillo.

No fue mucho el tiempo para que Cuco, otro artista con tintes similares y también bastante popular en el sonido Lo-Fi, hiciera una colaboración con ella luego de que muchos fans estuvieran locos en las cajas de comentarios pidiéndola a gritos; no cabía duda que lo que seguía iba a ser grande. Clairo anunció que lanzaría un álbum debut para dejar de ser ésa “chica de covers” o grabaciones bootleg y consolidar su proyecto en algo más profesional, aquí es cuando nace su más reciente álbum de estudio Immunity, casi 2 años después del éxito de “Pretty Girl”, el cual es una combinación de todo su material, desde sonidos sintetizados, guitarras eléctricas, un coro de niños y hasta un órgano.

Immunity muestra la madurez y evolución de Clairo tanto musicalmente como personalmente. Habla de olvidar a tus demonios, de perdonar, no rendirte, e incluso toca temas difíciles de hablar como el suicidio en el track “Alewife”. El material es bueno, y las canciones que se quedaron grabadas en mi playlist fueron “Sofia”, “Alewife”, “Bags” y “I Wouldn’t Ask You” ya que siento que son un poco más personales y al estilo de esa Clairo que se llevó mi corazón.

Hoy en día Clairo ya cuenta con participación en festivales internacionales como El Lollapalooza, Coachella y para éste año se sumó al line up del Pal Norte donde por fin vamos a poder escucharla en tierras Mexicanas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.