Starz de Yung Lean, una visita al alma del artista

Texto: Diego Gerardo

Calificación: 8/10

No estoy seguro si llamarlo “el rapero que sentó las bases para lo que hoy en día conocemos como emo-rap”, pero sin duda, es uno de los que lo popularizó y la estética por la que se le conoce al vaporwiave también (aunque esta última era algo que ya estaba muy fomentado con la aparición de Macintosh Plus, Black Banshee y Chuck Person). Yung Lean encontró la fama a una edad muy temprana, en 2013 su video “Ginseng Strip 2002” se había viralizado y alcanzó un estatus de meme/ironía musical (al igual que el vaporwave) pero logró encontrar a su grupo de fanáticos que realmente les gustaba la música; para los 16 o 17 años, el joven de Estocolmo, Jonatan Leandoer Håstad (su nombre real) ya se encontraba dando giras en Europa y América.

Todo este tiempo de fama llevaron a Håstad probar multitud de drogas que para 2015, a sus 18 años ya se encontraba con una adicción al xanax por la cual fue internado en un hospital psiquiátrico. Lil Peep y Juice WRLD (dos exponentes importantes en el mundillo del emo-rap) fallecieron por el consumo de drogas a una edad muy temprana; por suerte Yung Lean fue tratado a tiempo y logró salir adelante lo cual lo llevó a producir Warlord en 2016.

Cinco años han pasado desde ese incidente y ahora Jonatan tiene 23 años y ha permanecido sobrio (aunque en una entrevista revela que si consumió codeína una vez) durante la grabación de su cuarto álbum de estudio: Starz.

Starz es un ejercicio de introspección en la vida de Håstad en los últimos años, las anécdotas sobre el uso de drogas están muy presentes durante todo el disco, las primeras canciones empiezan con estos temas, “My Agenda” sobre cómo era su agenda antes cuando consumía: “World of snakes so these butterflies get corrupt”. “Yayo” (un sinónimo para la cocaína) es una oda y conversación interna sobre el oscuro mundo de la misma. En una ocasión Jonatan fue llevado al hospital por una sobredosis de cocaína y lean en 2015; esta canción habla sobre el rápido ascenso de su carrera y su caída por el consumo.

“Everybody around me high but I stay low”, “left all of my sanity” y “living is whatever, I know what it feels to die”, son versos de “Violence”, “Outta My Head” y “Sunset Sunrise” que ponen en la mesa lo difícil que es estar sobrio, el miedo al momento de tocar una gota de alcohol (o cualquier otra sustancia) lo regresan a experimentar a ese infierno, infierno que se puede apreciar en “Acid at 7/11” en donde narra la vez en que Håstad vió a una persona partirse la cabeza en dos en un Seven Eleven mientras estaba en ácido.

La evolución músical de Yung Lean ha dado un giro de 180°; si comparamos su primer mixtape (Unknow Death 2002) con Starz, la voz y el sonido han ido de picada a picada. Jonatan ya no es un adolescente de 16 años, ya es un adulto y sabe el daño que ha hecho a otros. “Sometimes I’m cruel and evil”, ahora mira hacía atrás para descubrir quién es. En una entrevista con The Guardian comentaba que la música de Yung Lean ahora es sobre descubrir su propia alma, “después de un tiempo te pones ahí afuera”, comenta Joanatan, “si escuchas mi música me encontrarás”.

Yung Lean es droga (incluso su nombre artístico lleva el nombre de una droga), esté alejado de ellas o no, es algo que ha formado parte de su adolescencia y crecimiento personal. Ya vivió mucho tiempo en los sueños donde él mismo se compara con Morfeo en “Dance in the Dark”; ya es hora de seguir adelante y trabajar en conseguir sus sueños. La base de fans de Lean que creció con él también eran adolescentes de preparatoria queriendo ser importantes y fuertes, pero esos tiempos ya pasaron y te hace más fuerte conocerte que el pretender que lo eres.

“Starz” (el track homónimo) es una canción sobre el tiempo pasado, un tiempo donde todo era más sencillo (probablemente en la infancia de Jonatan) donde se podía bailar con las estrellas. El sonido en esta canción tiene un drone potente que suena como un jump scare, este ruido es su adolescencia en las adicciones y al final, este mismo crea una armonía hermosa pero caótica que representa quién es Yung Lean y Jonatan Leandoer Håstad. Probablemente las ideas de todo este drone caótico fueron parte de Ariel Pink (el mismísimo) que colabora y canta un verso en este track.

Starz (ahora sí, el álbum) es honestidad pura, es encontrar perspectiva y conocerte mejor. Puede que para muchos en estas 16 canciones resuene algo para ustedes, en “Dogboy” Jonatan se refiere a sí mismo como un perro y hace lo que quiere, para él la vida en este punto es un patio de recreo que se tiene correr para sentir. Starz es un disco de esperanza, encontrarte a tí mismo y reconocer los errores de tu pasado para hacer las paces con tu alma.

_

Starz  ya está disponible en todas las plataformas de streaming. Sigue a Yung Lean en sus redes sociales para estar al tanto de sus próximos shows y releases.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.