Poesía Para Edificios, no estaba preparado para llorar tanto

Texto: Dani Bobadilla

Calificación: 8/10

Había sido un día cansado, una pandemia nos acecha y los días no son buenos para nadie aquí, tal parece que Tobogán Andaluz sabía esto porque Poesía para Edificios, su más reciente álbum lanzado bajo el sello Baby Discos, logró sacarme todas las lágrimas que estaba tratando de aguantar.

Se pueden decir muchas cosas de Tobogán Andaluz pero hay algo que no puedes dejar pasar, y es que la poesía que nos regala Facu Tobogán es algo que parece llevaba años queriendo decir y por fin pudo sacar de su pecho. Compuesto por solo 7 canciones (las suficientes a mi parecer) es un disco gris con tonos melancólicos y cólera derramada en sus letras, guitarras con sonidos western y una batería y un bajo constantes pero nada amenazantes que juntos hacen un coro espectacular y hacen que centres tu atención en lo que Facu esta diciendo.

Empezando con «La Vida», una balada rápida pero directa que te recuerda que a veces no valoramos todo lo que hacemos día con día y que eres valiente solo por intentarlo así que “no puedes decir que hoy perdiste el tiempo” marcando el tono melancólico y wholesome que acompaña todas las canciones del álbum.

Seguido de «Ciudatella Nacional», single que ya habían sacado a manera de taste para todos aquellos ansiosos que ya querían una dosis más de la poesía desgarradora de Tobogán. Esta refleja la decadencia y continuo sentimiento de disconformidad y nostalgia que caracteriza a la sociedad argentina que ha sabido acoger y darle un sabor amargo a la poesía que emana de sus artistas. Es un track muy ligero en su música ya que cuenta con reverbs marcados en las guitarras y coros angelicales acompañando la voz del vocalista.

«Martes» es la canción más larga de esta entrega pero ¡Oh, dios mio! Que tan necesarias son este tipo de enjuagues bucales hechos canciones. «Martes» es una ventana abierta a un alma herida, una nostálgica mirada a lo que fuimos provocando un dolor insoportable que te recuerda dónde estamos hoy. Es la canción más lenta del álbum y una de las más claras; las guitarras alternan entre acústica y eléctrica para las partes más rápidas y el solo, se puede distinguir también un teclado que no deja de sonar durante los 5:24 minutos de esta canción que estoy seguro, va a ser el himno de peda de muchos de hoy en adelante cada martes.

«Habitación 205» es la canción mas rápida de este álbum, es enérgica con un riff contagioso y una letra cruda que resume muy bien el sentimiento de toda una generación “Quiero ser libre en un mundo que no entiendo”. Está compuesto de un ritmo curioso y acelerado en la batería, con guitarras limpias y una atmósfera tranquila que simplemente te invita a dejarte llevar por lo que está pasando.

Si me pidieran una canción argentina que gritara argentina en toda la expresión de la palabra «Cleo de 5 a 7» sería mi elección. No basta más que dos oraciones para entender que, siempre hay cosas escondidas detrás de lo que vemos; es una balada triste y que te llena de esperanza, de esas que te quitaron cuando eras niño. Te permite recordar esos momentos bonitos que viviste en tu infancia y se niega a dejarte pasar un mal rato, tiene una excelente combinación de batería con un beat de jazz y guitarras haciendo armonías de arriba a abajo; es un abrazo cálido en una noche de invierno, una pequeño rayo de luz.

Todos hemos tenido un amor que se ha ido y nos ha abandonado, de una manera u otra todos nos hemos sentido solos. En «Catedral» se señala la clara incomodidad de una persona al estar viviendo bajo las sombras de alguien más, una queja del sistema y el hartazgo hacia la sociedad que idolatra y separa a la gente por “clases”; es una balada oscura con una tremenda carga emocional.

«Angel del Parque» es la balada perfecta para terminar este disco, lleno de referencias de edificios, viejos amores, hartazgo social, autodestrucción, borrachera… «Ángel del Parque» es la petición humana a nuestro lado más humano y visceral; cuestiona nuestros principios y a nosotros mismos, «¿En quién nos convertimos cuando alguien quiere destruir algo hermoso para tí?» Con una guitarra acústica y una voz con eco, es la canción más humana y sincera del disco; es un retrato hablado de la desolación, de un sentimiento desesperado por salir. Es notable la producción detrás de su sello discográfico ya que, inclusive las cosas que parecen no estéticas terminan siendo un excelente complemento para dar el toque final a la voz y el sentimiento que transmite Poesía para Edificios.

Tobogán Andaluz no le pide nada a nadie y este álbum es la clara prueba de que por lo menos ahora, están llegando a encontrar cada vez un sonido más único y característico que no deja lugar a dudas de por qué son una de las mejores bandas indie de toda Argentina.

_

Poesía para Edificios ya se encuentra disponible en todas las plataformas de streaming. Sigue a Tobogán Andaluz para estar al tanto de sus próximos shows y releases.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.