Petals for armor, la catarsis más pura e inesperada de Hayley Williams

Texto: Dani Bobadilla

Calificación: 10/10

Después de la inminente separación y hiatus de Paramore y una década llena de momentos no tan felices para ella; un divorcio que dió paso a una de las etapas más difíciles y enriquecedoras de su vida (en sus palabras). Hayley Williams  regresa en el que, hands down podría ser uno de los mejores álbumes del año y que al parecer, logró “sin querer” . Gracias no solo a una impecable mezcla de sonido (producido por Taylor York, su guitarrista) que va perfecto con cada intención y emoción que Hayley nos da con su voz y gran rango vocal. Esto le da al disco una influencia grandísima de Paramore, pero no lo hace un disco de Paramore, esta vez nos toca ver a una Hayley más abierta a la vida y con un mejor entendimiento de su rabia y de sí misma como ser humano.

Hay veces en la vida en la que las cosas y los sentimientos nunca son lo que queremos si no, lo que necesitamos. Hay veces en las que no sabemos en qué parte del ciclo estamos y tenemos que volver a empezar. A veces la vida se siente como un mar calmado pero lo único que pasa por tu cabeza es que el ruido viene después de la calma. Podemos ver ese tipo de sentimientos desde “Simmer” la primera canción del disco; escuchamos “rage is a quiet thing”, una declaración que da un ambiente muy poderoso a la voz de Hayley y marca el tono tan familiar y particular de cómo afronta los problemas de ira que ha tenido a lo largo de su vida con una simple (pero efectiva) técnica para calmarse: contando hasta diez.

En esta época en la que las cosas se veían tan turbias para ella, la abuela de la cantante sufre un trauma en la cabeza que la lleva a perder la memoria parcialmente evitando que recuerde muchas cosas, “Leave it Alone” está inspirado en su abuela. Es la segunda canción del disco y a mi gusto, una de las canciones más personales y emocionales que Williams nos ha regalado a lo largo de su carrera. Con declaraciones muy personales como “Now that I finally wanna live, the ones I love are dying” y “Don’t nobody tell me That God don’t have a sense of humor” que fuera del tema religioso, nos muestra un lado de ella que por lo general los artistas no dejan ver: la depresión, la sensibilidad y el cariño que una nieta le puede guardar a su abuela.

No podemos negar el hecho de que la escena Punk-Rock en la que se mueve Hayley Williams sigue dominada por hombres hasta el día de hoy. Un tema muy recurrente, que ha tocado en muchas entrevistas es su feminidad, el cómo ella lo percibe y cómo muchas veces tuvo que redefinirla al estar rodeada por tantos hombres. “Cinnamon” es la entrada a este conflicto en el que al principio podemos ver una Hayley atormentada y alejada de sí misma tras su divorcio y el miedo inminente a estar sola en una nueva casa que no se siente nada como una casa. Una canción cargada de bajos fuertes un poco más inclinados al R&B y una batería constante cargada de poder como es común en sus canciones. Podemos ver para el final de la canción una Hayley cambiada que en vez de correr de esta casa, acepta todos los fantasmas que la venían persiguiendo y logra liberarse de ellos dando resultado a un alma más libre y que ella describe que huele a “citrus and cinnamon”.

“Creepin” usa a los vampiros como alusión a la gente que está cerca de ella y  le hace daño, gente de la que se está tratando de alejar y a la que decide poner un alto diciéndoles “why you trippin’ round here?”.  es claro que está cansada después de pasar por lo que lastimosamente muchas veces trae la fama: gente falsa. Cuando estás en una relación de tantos años muchas veces reprimes cosas, actitudes y deseos; en “Sudden Desire” describe la relación que tiene con su cuerpo, y el cómo se siente fatigada de volver a estar con alguien. Esta canción no es más que un recordatorio para sí misma de que tenemos deseos que nos negamos a reprimir y que a veces está bien permitirnos  sentir eso a lo que le tenemos tanto miedo: el abrirnos a alguien más, compartir y explorarnos tanto en cuerpo como en alma.

Si alguien puede cantar acerca de depresión con una marimba de fondo y un ritmo alegre que se inclina hacia el alt-pop sin duda es Hayley Williams, en “Dead Horse” empieza diciendo “sorry it took me three days to send you that, I was in a depression”. Nos dibuja una imagen clara de lo que siente, e incluso diría que es una carta muy directa al decir cosas como “I stayed with you too long” o “I sing along, a shitty never ending song” dejando muy en claro que ya dejó su matrimonio y su depresión en el pasado “golpeándola” como a un tambor.

Siempre ha sido muy transparente el amor que ella ha mostrado por sus fans, “Over Yet” es una canción cargada de punk y un ritmo rápido y hábil que no te deja descansar; cargado de palabras de aliento desde su misma experiencia y que últimamente ha logrado aceptar cada vez más. Aquí no busca más que ayudar a los demás y quizás decirles lo que ella siempre quiso escuchar cuando estaba mal. Con “Roses/Lotus/Violet/Iris” Hayley retoma el tema de la feminidad y las rosas, esta es la forma en la que se recuerda a sí misma que puede ser femenina. Ella misma describe esta metáfora en uno de sus tweets donde dice: “Flowers in a garden don’t compare themselves to each other. They simply grow alongside each other, despite each other, and in many cases because of each other.” 

“Why we Ever” tiene la energía de balada por toda la canción, es una fuerte declaración hacia alguien que Hayley parece apreciar mucho, ese clásico sentimiento que nos da cuando nos damos cuenta que no podemos regresar el tiempo, que no podemos cambiar las cosas y cómo a veces nos hacemos preguntas solo para sentir un poquito más el dolor “How do you sound? What do you look like now?” una situación en la que la mayoría de nosotros nos hemos encontrado.

En “Pure love” y “Taken” canciones que podrían considerarse el inicio del final del disco, podemos ver una persona que, se empieza a dar la oportunidad de salir y empezar a buscar eso que creyó la curiosidad había matado. Hayley se recuerda que está bien dejar de lado la rudeza y bajar la guardia para permitirse dar y recibir verdadero amor, ya sea de un amigo, de tu familia o de tu pareja. El tomar saltos de fe nunca es fácil, el volver a confiar, el volver a querer no son cosas que se pueden lograr de un día para otro pero cuando la esperanza vuelve a nosotros a veces es difícil dejarla fluir.

La canción más experimental del disco viene cargada de algo que si escucháramos por separado, sería un perfecto track de pop. Desde los bajos hasta los sonidos dance-pop que se pueden escuchar durante todo el track y el eco en la voz, es la canción que más me ha desconcertado y que más me ha parecido innovador dentro del disco. Hayley habla de nueva relación en donde trata de disfrazar todas las heridas y malas experiencias que dejó su relación pasada con una metáfora de poner “Sugar on the Rim” que comúnmente se usa para disfrazar la amargura de un trago y en este caso, de su pasado.

En las dos últimas canciones del disco, podemos ver cómo va entrando a sus 30’s dejando de lado todos los sentimientos embotellados y dándose la oportunidad de “florecer” dentro de algo nuevo; ella está lista para seguir adelante en “Watch me While I Bloom” y “Crystal Clear”, la canción que cierra este disco. Aquí detalla la relación en la que tiene consigo misma en este momento, se recuerda que “no va a ir muy rápido” y cómo es importante estar en el momento. Hayley compara esta sensación con un cristal claro, donde se deja ser libre, equivocarse, sentir y vivir en esta nueva etapa.

Petals for Armor de Hayley Williams es un álbum lleno de catarsis y palabras de aliento, una carta abierta de parte de alguien que ha sufrido y que quiere compartir su experiencia, manteniendo ese aire de familiaridad que ha caracterizado su música desde sus inicios pero mostrando una cara más madura y consciente de sí misma. Una clara prueba del avance que ha tenido en su carrera y como persona, el cómo ha enfrentado sus miedos y cómo se siente preparada para enfrentar lo que venga y sin duda alguna, nosotros estamos listos para escucharla.

_

Petals For Armor ya se encuentra disponible en todas las plataformas de streaming. Sigue a Hayley Williams en sus redes sociales para estar al tanto de sus próximos shows y releases.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.