Cuauhtémoc de Niños del Cerro, una carta de amor existencialista

Texto: Diego Gerardo

Calificación: 9/10

Niños del Cerro es una banda de La Florida, Chile que ya tuvimos la oportunidad de tenerles en Nodriza hace casi dos años con la gira del lanzamiento de su último larga duración, Lance, una explosión bajo un mar de sonidos que hasta el día de hoy, se le considera como unos de los discos más importantes de la década en Chile y Latinoamérica. Por fin, después de mucho, la banda nos presentan su primer EP: Cuauhtémoc.

Cuatro tracks sobre el amor, la vergüenza, la frustración y la felicidad, Niños del Cerro no regresan a su lado pop como en su debut Nonato Coo, ni tampoco a su lado noise, es más una fusión de ambos. Estas nuevas canciones son experimentos post Lance donde se nota la evolución del camino sonoro de la agrupación formada por Simón Campusano, Ignacio Castillo, José Mazurret, Felipe Villarubia y Diego Antimán.

El primer track homónimo está inspirado en México; Simón la empezó a escribir en sus giras que tuvo en el país, tomando en cuenta la historia del último general Azteca que defendió a su pueblo ante la conquista de los españoles. Aún estando a demasiados kilómetros de distancia, el pueblo mexicano y chileno comparten un vínculo de sangre provocado por la roja historia de la conquista, al igual que toda Latinoamérica. Este es como el tema principal del EP: el sufrimiento que hemos tenido a base de otros seres humanos y aún a pesar de estar tan alejados, nos une un lenguaje e historia.

“Durmiendo en el Parque” fue lo primero que pudimos escuchar de este EP a principios de año. Es un ruido más accesible y popero a comparación de su trabajo anterior, en vez de la explosión de sonidos como lo es “Lance” y/o “Melisa/Toronjil”. Aquí centra todas sus energías en un solo comprimido que en el momento que siente uno que se pierde, regresa con una linda melodía en teclado bastante pegadiza. Es una canción dulce y preciosa para sonar en radio.

“El Sol en los Ojos” es un cambio de dirección bastante grande a lo que venía siendo las primeras canciones de Cuauhtémoc. Para empezar, esta fue grabada en otro estudio y mezclada por otra persona, es un experimento de Simón que tocaba en sus conciertos con distintos loops en su sintetizador, agregando distinta lírica cada vez, esta canción es una versión final de todo eso. Estamos ya acostumbrados a escuchar a los Niños tocar composiciones largas y “El Sol en los Ojos” apenas llega a los dos minutos, tiene un mismo aura melancólico y triste como The Fall de Gorillaz.

El EP cierra con “Sísifo”, que habla sobre el absurdismo de la vida, cómo todo es un ciclo de felicidad y tristeza momentánea; un día estamos bien y al otro estamos tirados en la mierda. “Que va a trascender, siempre perder, en este juego maldigo que rabia, que suerte, que mierda, que risa”. También habla sobre el mito del cual se titula este track; Sísifo fue castigado a empujar una enorme piedra por una ladera empinada la cual siempre antes de llegar a la cima de la colina, la roca rodaba hacia abajo, obligando a Sísifo a empezar otra vez su ardua tarea.

La canción comparte unos acordes con “The Sweater Song” de Weezer pero a excepción de eso, no son nada parecidas, el ambiente ruidoso en “Sísifo” recrea el cansancio muscular que es raspar tan rápido y brusco las cuerdas de tu guitarra. La canción termina igual que la vida, un corte, un parpadeo, un respiro.

Lo nuevo de Niños del Cerro solo me dejó con ganas de más, de querer saber qué es lo que viene. Al principio tenía miedo al adentrarme a estas canciones porque después de Lance, veía difícil superar ese disco, pero los chilenos no piensan así y simplemente hacen lo que mejor saben hacer. El disco mejora a cada segundo de escucha. Espero con muchas ansías lo próximo que nos vayan a traer nuestros hermanos chilenos.

_

Cuauhtémoc de Niños del Cerro ya está disponible en todas las plataformas de streaming. Sigue a Niños del Cerro en sus redes sociales para estar al tanto de sus próximos shows y releases.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.