1998 Acid Fader

1998 de Acid Fader, el ácido más existencial de tu vida

Texto: Marco Marín

Calificación: 4.5/5

Acid Fader es para muchos una banda con la cual ya se familiarizan, han estado trabajando su carrera musical desde el Have You Seen This Place? que salió a inicios del 2017, aunque no sería hasta Project Bedroom en el 2018 que se situarían más en la escena local regiomontana.

Actualmente lanzaron su último material el pasado 31 de julio titulado 1998 mostrando un lado más elaborado y centrado hacia el darkwave puro. A diferencia de sus dos materiales pasados en los cuales se podía apreciar una variedad de géneros, este álbum esta completamente centrado hacia un solo estilo musical que a pesar de tener algunos detalles extra, no deja de ser un material muy unificado y sólido, hacia una misma dirección.

acidfader-1998

1998 se siente como un álbum que se planificó con anticipación, y que posiblemente ya visualizaban desde el Project Bedroom, quizá con la intención de perfeccionar más ese lado synth wave. Me gustó el trabajo en las baterías ya que se logran apreciar con mayor claridad o calidad de producción que en el pasado.

Los sintes evidentemente juegan un papel muy crucial también, tanto para crear atmósferas,  melodías y hasta bajos; se logra sacar al máximo todos los componentes de un sintetizador o controlador MIDI.

Las voces al igual que las letras, son otro factor importante dentro de este trabajo que contiene una esencia conceptual y profunda en cada palabra desde que inicias como con «Laín» y terminas en «There’s No End» (dos de mis favoritas por cierto), donde la complejidad lírica no arriesga la instrumental en ningún momento.

Sus Tracks

A pesar de que «Laín» e «Innocence» son los singles hay que darle su debido valor a «Salve Regina», la canción número 6 que por cierto, es un feat. con Vestron Vulture y el primer track en incorporar sutilmente una mayor jugabilidad y experimentación sonora sobre todo en la vocal.

Después «Sarajevo», otra de mis favoritas, tiene un toque más orgánico a las demás; se siente menos digital, incluso creo que el bajo sí es totalmente ejecutado en instrumento de cuerdas lo cual es un buen detalle y algo que me gusta de esta banda: se adaptan siempre a lo que la canción requiera, no tanto a un “estándar” para tocar con una fórmula.

«Réquiem» es otra canción que vale la pena mencionar por su peculiaridad en la guitarra; sus riffs son lo primero a destacar incluso sobre un instrumento tan importante en esta banda como el synth. Creo que es una canción que igualmente explora un poco otro camino, pero sin dejar la esencia base del álbum, cosa que ninguna canción hace y que seguramente fue algo muy bien trabajado.»Kidness» es la penúltima canción y quizá una de las menos digeribles y más complejas del álbum donde la voz requiere de un gran esfuerzo para estar a la par del tempo en la instrumental. Ésta va liderada por una batería que pareciera ser alguna drum machine con algunas influencias industriales.

Como he mencionado antes, 1998 tiene un destino fijo, no es que escasee de variantes porque tiene algunas pero no es su prioridad; claramente se ve bien reflejado el concepto del álbum logrando adaptar otros estilos a uno solo para que no se pierda la fidelidad estética que buscaban en su obra. La producción y el manejo de las texturas que pueden sentirse y envolverte mediante el ambient dentro de los sonidos hacen de este álbum uno de los mejores y más originales a nivel nacional actualmente.

_

1998 de Acid Fader ya se encuentra disponible en plataformas de streaming. Sigue a la banda en sus redes sociales para estar al tanto de sus próximos shows y releases.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.