EFELANTE MONTERREY

Solo Quería Amarte, porque el amor también se escucha

Texto: Daniel Rodríguez Fotos: Irving Borjas

El público de Monterrey siempre ha sido bien impredecible, porque justo cuando uno piensa que nada los puede tener contentos pasan estas cosas, y la noche del sábado lo comprobé nuevamente, porque ni el frío ni el espacio abierto impidieron que toda la raza cayera al: Solo Quería Amarte, organizado por Danzantes.

Llegué con la misma puntualidad que llego a mi trabajo, cuando Alces ya terminaba su segunda canción. Me atrevo a decir que era la primera vez que los escuchaba tocar en vivo por razones que ni yo sé, muchas veces no coincidió el hecho de estar ahí. Más allá de la calidad musical o del ruido que aún falte pulir, ver a Kennet creyendo en el sonido de su instrumento, o ver a Mario bien entregado con su voz sin importar el daño a sus cuerdas vocales y a la baterista disfrutar la secuencia de cada canción, no sé, es como un rayito de esperanza a lo que en estos días hace falta en la escena.

Keneth AlcesAlces bandAlces sólo quería amarteAlces monterrey

Luego fue el turno de PAISAJES, una banda que ya lleva un ratito arriba de los escenarios, y que a pesar de las muchas veces que han tenido problemas técnicos con el audio siguen, como cada banda, esforzándose para sonar mejor. Es necesario mencionar la participación de ser el primer show de Ale (Plastic Lover) como nueva guitarrista de PAISAJES, que al parecer logró adaptarse rápido. Entre su set de canciones el público unía sus voces con “The Only One” y “Underground”.

Ver a Danzantes tocar en vivo es estar en estado hipnótico, es catarsis pura, pero sobre todo es analizar cómo debe de tocar para sonar bien verga, la ejecución de César en la guitarra fue increíble, sin quitarle el mérito a los demás integrantes, rifársela como lo hicieron esta banda de señores bonitos fue motivo para que se llevaran el apoyo de todos los que estábamos, terminaron tocando “Me Consume” y “De Octubre y sus Lunas” canciones que se me hacen chingonsísimas.

Danzantes en Monterrey Cesar DanzantesDe octubre y sus lunasDanzantes en metapatio

Finalmente Efelante subió al escenario con feeling y una energía que era inevitable que pasara desapercibida, prácticamente nos atrapó de inmediato, nunca tuve el interés por escucharlos anteriormente, pero esa noche tuve la fortuna de hacerlo por primera vez. El show es una experiencia muy reconfortante emocionalmente, cada integrante de la banda era como un personaje, tenías de tu lado derecho a un dude bohemio con su saxo y cigarrillo en mano y del lado contrario un dude que gesticulaba unos pucheros en cada solo de guitarra, aún así encantaba la esencia de la banda.

Pony, vocal de la banda, nos pidió que nos acercáramos al escenario, que cantáramos con ellos, que hiciéramos desmadre, que lo abrazáramos, que hiciéramos lo que más nos hiciera feliz en esta vida, y al parecer le hicimos caso en casi todo.

Efelante en Metapatio Pony Efelante Efelante en Metapatio Efelante band

Prácticamente todas las canciones que tocó la banda hicieron bailar al público; a mediación de show Pony, voceó cosas muy bonitas que personalmente hicieron que se levantarán los ánimos entre el público, al menos durante su show.

Pensé que en este evento me iba a encontrar a mí mismo escuchando música, porque llegué contento, pero al estar ahí descubrí que nada más había ido yo, y que estaba solo con todos a mi alrededor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.