Ruido, lluvia y energía en The Brunch Club

Texto: Ana Sofía / Fotos: Zara Plesuski

The Brunch Club, un evento donde se presentaron cinco proyectos musicales totalmente diferentes uno con el otro, pero sobre todo un evento con las próximas promesas musicales de la escena en Monterrey.

Empezaron con Plastic Lover, Efraín y Ale (integrantes del proyecto) estuvieron en el escenario a las 11 pm cuando se supone que todo empezaría alrededor de las 9:30, la gente que asistió se encontraba un poco desesperada por el retraso de las bocinas que parecían nunca llegar, por la lluvia y por el frío que hacía.

Tuvieron algunas fallas con el sonido y el chavo se veía algo nervioso por lo mismo de la hora y de las fallas pero aun así mucha gente bailaba con sus canciones y los apoyaban con gritos.

La tensión que se sentía al principio de Plastic Lover fue desapareciendo poco a poco cuando seguían pasando los segundos de las canciones, no podías no bailar mientras tocaban, y cuando menos lo esperabas ya estabas totalmente metido en la música. Queremos disculparnos con con este par de amigos, ya que lamentablemente nos surgieron algunas fallas técnicas con nuestra cámara por lo que no se pudo capturar la esencia de su set.

Al finalizar con cada artista había una rifa con su merch, las rifas fueron muy divertidas, todos esperaban que saliera su número, se rifaron pines de Plastic Lover, camisas de Alces y Whalecoma, y stickers y pines de Paisajes.

Depressiego empezó súper bien pero a la segunda rola hubo más fallas técnicas con su micrófono y todo el team del brunch club lo empezó a ayudar.

Bailamos y cantamos todos junto con él, en vez de quedarse detrás del teclado decidió irse con el público y desde ahí hacer su presentación. Cuando empezó «Sentir igual» todos seguíamos bailando mucho y viendo como Depressiego se desenvolvía con tanta naturaleza en el escenario, cuando terminó la canción todos nos quedamos con el ritmo de esta misma, es una canción que sin duda se te queda en la mente por mucho tiempo.

Al momento en el que tocó Alces cambió la vibra completamente, de música tranquila y  bailable de Depressiego y Plastic Lover a un rock muy agradable. Todas las canciones que tocaron se sintieron con mucho entusiasmo por parte de los músicos, la baterista hizo que todo fuera mucho más emociónate y es muy agradable ver cómo cada vez hay más mujeres metiéndose en la música, definitivamente las dos canciones más emotivas fueron «percepciones» y «hablando de mí» me percaté de una unión muy chida entre Mario (vocal) y Kenny (bajo) y la mejor parte fue el crossover de Paisajes con Alces, Aislinn vocalista de paisajes se unió con Alces.

Cuando iba a empezar Paisajes ya la mayoría estábamos muy cansados, muchos sentados en el piso viendo como el GRL PWR se apoderaba de todo el lugar, en la primera canción hubo también algunas fallas con el micrófono de la vocalista pero la gente seguía bailando y noté como varios se encontraban cantando junto con ellas.

Las cuatro integrantes de esta banda hacen que llame mucho la atención porque seamos sinceros ¿cuándo vemos una banda de puras mujeres? muy rara vez vemos algo así y en realidad es un deleite ver cómo entre las cuatro logran hacer algo muy chido.

Para finalizar la noche vimos a Whalecoma, una banda conformada por tres chavos que a simple vista se ven muy ordinarios pero en el escenario cambian por completo, por las prisas y el tiempo Whalecoma solo pudo tocar una canción pero desde que empezaron a tocar se sentía una energía impresionante, todos estábamos bailando y moviendo la cabeza de un lado a otro, fue increíble cómo le podía salir tanta fuerza en la voz al cantante y creo que hablo por todos cuando digo que se sentía mucha emoción al ver al guitarrista gritando junto con el vocal, todos nos quedamos con muchas ganas de ver más de Whalecoma, iría sin dudarlo a verlos otra vez.

Y así fue como terminó The Brunch Club, con mucha lluvia, retrasos, fallas en el sonido pero una noche muy entretenida donde todos estaban rodeados de amigos y se compartía un ambiente muy agradable. Agradecemos sobre todo a Casa Aomori por empezar a crear un espacio para que las nuevas propuestas musicales puedan hacer ruido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.