Drims en Mérida: una euforia de poca coincidencia

Texto: Santiago Caamal

Mérida, Yucatán no es un lugar donde haya una concentración de artistas independientes de talla nacional, así que, no es muy común ver a este tipo de bandas, a menos que sean traídos por algún colectivo de músicos para consumarse en un festival local independiente o que los traigan las grandes cadenas de cervezas, por ejemplo, el Arcadia (el cual nos trae a las mismas bandas cada año, como Molotov, Morat, Allison, División Minúscula, etc.) o al menos eso creíamos hasta que a finales del año pasado y principios del año en curso. Casa De Verano, proyecto de management y booking del Quintanaroense Angelo Darinel, empezó a traer al sur de la República un aire moderno de artistas independientes que de alguna forma no esperábamos ver aquí en el punto de la carrera en el que están, tal es el caso de Ed Maverick, Sailorfag y Drims, las estrellas de esta nota.

Tanto el line up como el evento sufrieron una serie de cambios drásticos por problemas de logística, pasando por dos sedes, un cambio de cover de $150 a acceso libre, un cambio de line up (desafortunadamente cancelando la presentación de Melted Ice Cream) agregando a Poux, y de horario, ya que originalmente empezaría a las nueve, pero empezó a las siete, en la Capilla De Los Muertos de la Pizzería del Perro Negro.

Así comenzó Poux, un chico de Cancún, Quintana Roo, que recientemente lanzó su single “Menta” y que abrió la noche bien armado con su guitarra y una laptop donde lanzaba las secuencias. Al principio se notaba algo tímido, y no sólo él sino que también el público estaba de alguna forma arrinconado, dejando un espacio más que evidente frente a la tarima, aunque eso no impidió que con el paso de las canciones, Poux entregara su mente y alma a lo que estaba interpretando, que creo que es lo que define su género y estilo, algo así como una pasión solitaria.

Aladin Fox subió a la tarima enseguida y la gente que recién se había enterado del cambio de horario a último momento comenzaba a llenar el lugar, y ahí es donde comenzó la magia del evento; las personas bailaban mientras el calor les obligaba a no hacerlo, y es que es satisfactorio ver a estos chicos en acción en un lugar lleno después de la última vez que escribí sobre un show de ellos (ATSE 2018), donde habíamos a lo mucho ocho personas a las 5 am escuchándolos tocar.

Aladin Fox sabe organizar sus canciones a la hora de tocar, y la química entre ellos es algo que contagia al público sí o sí. El ponerse a gritar al final de su presentación, es de las cosas más originales que he visto pero que a la vez no pierde su sentimiento. Su canción estelar fue “Love me Twice”.

Pasados unos veinte minutos, y ya con todas las personas afuera tratando de recobrar la consciencia por el excesivo calor, llegaron los integrantes de Drims, y como si se tratara de una boy band las chicas estaban vueltas locas gritando sin miedo de reventarse las cuerdas vocales siguiéndolos hasta la tarima, junto con todo el público que de alguna forma logró llenar al doble el pequeño espacio del lugar para reventarlo con la música de estos chicos de Monterrey, Nuevo León.

La química entre estos cuatro chicos ya no es lo único que se nota, pues hay muchas más cosas igual de sobresalientes en su show, empezando por la limpieza sonora que presentan, la energía corporal y esa inexplicable paradoja entre la homogeneidad y la heterogeneidad entre cada uno de sus integrantes: cada quién clavado en lo suyo, pero todos juntos como un ente.

Max Delgado (guitarra líder) sin duda toca una guitarra de lo más disfrutable e impecable, Armando Silva (bajo) va para la misma línea, de hecho es impresionante lo pulido que tiene los basslines, David Salinas (batería) tiene la energía suficiente para mantener firme lo ya de pie, y Alex Alanís (voz y guitarra rítmica) simplemente disfruta lo que hace y no le teme a sentir.

Creo que el problema con el show de Drims es el setlist, por ratos sientes que estás escuchando la misma canción prolongadamente, pero cuando es hora de los hits, es hora de los hits, y es que “Todas las Chicas”, “Amanecer” y “¿Qué Nos Pasó?” fueron en definitiva, los hits de la noche que reventaron el lugar al primer acorde sonando.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.