Blue Valentine, resiste, no llores

Texto: Ana Meraz

El pasado sábado 15 de febrero se llevó a cabo “Blue Valentine” en Aparato, un evento donde lloramos, bailamos y gritamos con la música que hubo.

El evento tenía un line up increíble ya que todas las bandas tienen canciones para llorar machín mientras los escuchas y recuerdas todos los momentos que pasaste con cierta persona. La primera banda fue Sweet Honesty quienes tocaron su música suave que puso melancólicos a todos.

Les siguió Catedrales que en lo personal, no puedo evitar sentir una puñalada en el corazón cada que los escucho. Transmiten el sentimiento de pérdida, deseo de estar con alguien, el extrañar… una banda muy adecuada para pasar un “blue valentine”.

Sinceramente, To Bury Someone superó mis expectativas, me gustó mucho su presentación y se escuchaban muy coordinados, fue muy agradable escucharlos. Siguió la noche con Plastic Lover; los tres entraron al escenario con sus cubrebocas y empezaron a deleitarnos a todos con sus canciones. Durante su presentación nos comentaron que están próximos a sacar su próximo single.

LEDDS y Pla Pla Pla fueron las últimas bandas de Monterrey que tocaron, LEDDS estuvo muy animado y pusieron a todos a bailar aunque yo ya estaba muy cansada para ese entonces, se sentía una energía muy alegre y divertida con todos los demás espectadores. El regreso de Pla Pla Pla después de seis meses de no tocar fue increíble; el audio se escuchaba espectacular y ellos como siempre, dieron una muy buena presentación.

Mi top de la noche claro que fue Norwayy y Monterrosa ¡Increíbles bandas! Norwayy, una banda de Guadalajara conformado por tres chavas salió a tocar un increíble shoegaze y está genial porque en realidad casi no vemos bandas de puras mujeres con un talento impresionante, la voz de la vocalista sonaba muy afinada y en verdad su trip está muy fregón.

Para finalizar la noche con las bandas estuvimos con Monterrosa, una banda de España que nos hizo brincar a todos, su música tiene mucho techno que no es muy mi trip pero a pesar de eso estuve todo su set sonriendo, bailando y hasta se me salieron las lágrimas. Monterrosa es una banda que a comparación de todas las que tocaron esa noche, no hablan de rupturas amorosas o del dolor de perder a alguien, sus letras son de protesta y la hacen llegar a todos; sus mensajes son claros y agresivos, canciones como “Fauna” me arrancaron las lágrimas de furia por las situaciones de feminicidios en todo el mundo. Las Monterrosa no se quedan calladas, sus inconformidades nos hacen pensar acerca de todo y hasta motivar para un cambio.

Blue Valentine no fue tan triste al final, sino motivado y alegre que nos puso a todos a bailar.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.