Pequeño Fénix presenta Sobrenatural; un Fénix para nada pequeño en un compacto compendio de canciones

Texto: Santiago Caamal

Calificación 4/5

Los chicos de Monterrey, Nuevo León que se hacen llamar Pequeño Fénix habían presentado en 2016 su álbum de ocho tracks llamado Pequeño Álbum ahora regresan después de un año de singles y conciertos en relación a su nuevo material, con la consumación de sus esfuerzos. Sobrenatural es un EP de cinco tracks que ya se había dado a conocer en un porcentaje mayúsculo y que recién se ha estrenado el 23 de este mes.

sobrenatural_pequeño fenix

“Sr Justicia” como primer corte es una subida de expectativas, pues su juego de guitarras alegres introduce la letra pesimista con tonos irónicamente alegres que son perseguidos por la guitarra lead.No es justo que andes por aquí, guardas la llave de mi pecho y ahora no lo puedo abrir; has encerrado sentimientos que jamás van a salir” y otras frases berrinchudas pero ingeniosas que (me recuerdan un poco a las líricas de Hombres G) contenidas en este track, la hacen una canción que le gustaría a tus tíos y tías para desgarrar la garganta en un bar a las dos de la madrugada.

Pocas canciones me pican tanto con su danza de elementos, pues porque muchas de las canciones que me atrapan en realidad no son tan estructuradas, pero es que “No Me Llames Jamás” (sí, sé que el título te recuerda a aquella canción de Timbiriche) tiene una complicidad entre sus instrumentos tan bien amarrada que no sé ni por dónde empezar. Los licks, riffs, fills, outros y demás están de lujo, y es que todo brilla. Hay pequeños solos de guitarra a mitad del track, las trompetas y saxofones que responden a las líneas vocales acompañando a la batería se lucen; es que hay hasta pequeños “solos” de bajo brillando entre la mezcolanza. “No me Llames Jamás” es una fiesta, con un cierre tan seco que te pone al mil las ganas de loopear la canción hasta que se te descargue el móvil.

Siempre he pensado que el uso de instrumentos de alientos en bandas con giros diferentes al ska, reggae, entre otros puede ser un arma efectiva cuando estos se utilizan más allá que un par de fills o leads. Ese es el problema que encuentro en bandas como Primavera Club (que en lo personal me gustan mucho), y en este tercer corte de Sobrenatural, titulado “Madrugada”  puedes quitarle todos los alientos a esta canción y seguiría sonando muy parecido, caso contrario si se quitara el piano eléctrico estilo Rhodes, el cual es un elemento que juega un papel de verdad importante en el feeling de esta canción melancólica y que habla de la desaparición de un amor.

“Amanecer”, el cuarto track de este compilado, un poco más depresivo que el anterior. Nos regala el anuncio de despedida del EP; un arpeggio consistente de guitarra eléctrica con el reverb adecuado para transmitir la tristeza que buscaban. Es una canción honesta que habla sobre el juicio que atraviesa un desamor.

La última canción del EP se titula “Sobrenatural”, y es la que lleva el estandarte del material al ser su single homónimo, incluso fue el último single revelado antes de la liberación del compilado en plataformas digitales y también el último video oficial lanzado hace un par de meses. Una canción rápida y alegre pero que deja mucho que desear empezado por las líneas melódicas que tambalean en la delgada línea entre lo estable y lo no estable. Quiero creer que el concepto girando en torno a este single fue producto de un simbolismo para la banda. No es que sea una mala canción o la demerite, digo, el pequeño solo de batería que introduce al climax del track junto con un par de guitarrazos logra encender de nuevo el motor para brincar frenéticamente, y creo que esos elementos son los que le dan la chispa a los materiales de las bandas para mantenerse frescos y vigentes.

Nuevo León casi siempre me sorprende con sus bandas de rock  principalmente por la ausencia de arrogancia musical (por poner un ejemplo no mexicano, Greta Van Fleet) y un carisma que reluce la pasión con la que se hace la música; pasión que Pequeño Fénix tiene y que se nota considerablemente en este material titulado Sobrenatural,  aunque a juzgar por su portada, yo pensé que la experiencia sería relativa a la cultura asiática.

Recomiendo ampliamente este EP, y sobre todo “No Me Llames Jamás” (el segundo track) que es la canción que más me ha dejado picado, y sólo queda estar a la expectativa del siguiente paso de estos chicos de Monterrey, ¿Será que su música tenga un giro?, ¿Será que haya una evolución de su sonido?

Sobrenatural de Pequeño Fénix ya está disponible en todas las plataformas digitales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.