MASACRE EN TEXAS; Leatherface y el terror de lo posible

Texto: Diego Gerardo

La Masacre de Texas es una película de 1974 dirigida por Tobe Hooper, un señor que cambiaría el cine de horror por una idea que se le vino a la mente mientras hacía las compras navideñas; el mismo cuenta en Masters of Horror que mientras caminaba entre una multitud de personas, vio una motosierra y tuvo el pensamiento de tomarla y empezar a rajar a todos para salir de esa tienda. De ese ridículo pensamiento, la mente de Hooper hizo clic: la motosierra, el autoestopista, el cocinero, todo llevo a lo que ahora conocemos como La Masacre de Texas. La película que hizo que Guillermo del Toro dejara de comer carne por cuatro años, el título no se anda con rodeos, te dice justo lo que estarás a punto de ver y por si no fuera más claro, lo primero que el film nos muestra es el siguiente texto:

massacre

La voz que escuchamos es la de John Larroquette, famoso por su papel en Juzgado de Guarida, su paga para leer estas líneas fue un porro de marihuana. Este texto hacía sonar que la película estaba basada en hechos reales y en cierta parte lo era; Leatherface (Gunnar Hansen) está basado en Ed Gein, un asesino serial de Wisconsin que arrancaba las pieles de sus víctimas para hacer máscaras y sus huesos servían de adorno para su hogar y también fabricaba muebles y utensilios con ellos; esto es algo que se puede ver en la película de Hooper. También cuenta que los huesos que se ven en pantalla son reales; provenían de una tienda farmacéutica de la India porque los esqueletos reales resultan ser más baratos que los de plástico. Después del monólogo de Larroquette y el montaje de la escena del crimen de los cadáveres donde la oscuridad desaparece por breves momentos hasta que el flash de una cámara se acciona y nos muestra con mucho detalle los rostros, brazos y pies de los muertos.

Luego tenemos un cadáver montado en una lápida bajo el sol de Texas, la cámara retrocede lentamente para revelar el árido cementerio donde el naranja irradia calor y putrefacción; es una toma retorcida pero brillante, cuenta todo lo que estamos a punto de ver y es algo que Hooper no se molestará en repetir durante toda la cinta: aquí solo hay muerte.

massssacre

Tras la noticia de que varias tumbas han sido profanadas, hurtando las cabezas o extremidades de los cadáveres; Sally Hardesty (Marilyn Burns) y su hermano Franklin (Paul A. Partain) deciden ir al lugar de los hechos con un grupo de amigos (más de Sally que de Franklin) para revisar si la tumba de su abuelo había recibido algún daño. Después de confirmar con la autoridad de que todo estaba bien, estos jóvenes deciden regresar y por su camino de vuelta pasan por el viejo matadero donde el papá de Sally y Franklin solía vender su ganado. Aquí es donde entra algo que me encanta de este film, corta la conversación para ponerte un montaje con varios del ganado, enfocándose en sus rostros, varios jadeando por el calor mientras la saliva se les escurre, un montón de animales que su única razón de existir es para arrebatarles la vida, esto mientras esa música infernal que suena como cuchillas siendo afiladas suena de fondo. El montaje termina para regresar a la plática de Franklin con los amigos de Sally sobre como antes se hacía el trabajo en el matadero; darle varios golpes en la cabeza a las vacas con un martillo hasta que dejaran de moverse.

La caravana se encuentra con un autoestopista (Edwin Neal) en el camino, deciden dejarlo entrar a la camioneta para conocer a un personaje muy retorcido, si las advertencias de los borrachos del cementerio no eran muy claras para esta banda, conocer al autoestopista fue la gota que derramó el vaso. Un chiflado que carga fotografías de animales muertos y luego se raja la palma de la mano con tú navaja y luego te corta a tí, sabemos que algo malo va a pasar. La película poco a poco va descendiendo a la locura y deja que sus personajes experimenten un poco de esa demencia, algunos probando una rebanada más grande que otros. Son advertidos múltiples veces de alejarse de esos rumbos, pero simplemente o escuchan. La atmosfera cuando Pam (Teri McMinn) entra a la casa de Leatherface es espeluznante, tomándose el tiempo necesario para mostrarnos cualquier esquina del hogar de estos psicópatas, lleno de plumas de pájaros, huesos, cráneos humanos, manos colgadas como candelabros. La famosa escena donde Pam se acerca caminando a la casa lentamente simbolizando lo insignificante que es ante el hogar de esta familia, casi parece que la vivienda de estos tuviera vida, una barca con puertas y ventanas que solo conoce una palabra: muerte.

mass

Incluso cuando el novio de Sally, Jerry (Allen Danzinger) explora el viejo hogar de los Hardestly, la atmosfera se torna oscura, llena bichos y paredes en descomposición; Toda la película va sobre la muerte. El horror de la Masacre de Texas viene de ese toque casi real, la cinta está grabado como si fuera un documental. Revisitando la película, uno se da cuenta que realmente no es tan sangrienta como se suele recordar, la gracia viene de como Hooper construye ese ambiente de muerte y descomposición con una pequeña casa en la enorme Texas donde nadie te puede escuchar, atrapados con caníbales disfuncionales que se divierten del sufrimiento de sus víctimas; el terror no viene de un monstruos como vampiros, hombres lobos o zombis, si no de seres humanos, como tú y como yo, que esto que acabamos de ver realmente pudo haber pasado.

Lamentablemente la franquicia tomó un rumbo totalmente distinto en sus secuelas, La Masacre en Texas 2 deja a un lado ese tono de muerte y malestar para pasar a una comedia sucia y ridícula; la película es estúpida, aunque con el tiempo se ha ganado un lugar especial en mi corazón, casi parece imposible imaginar que Hooper dirigió esta secuela. Los otros filmes no fueron dirigidos por él y los remakes deciden tirar por otro lado.

Al final solo nos queda esta cinta casi maldita sobre como un grupo de jóvenes que fueron masacrados como cerdos por una familia disfuncional; una linda película para acompañar con una carne asada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.