Sentimientos revueltos y odiar a mi ex me hizo escuchar “Me Pongo Hasta la Madre Porque Estoy Hasta la Madre” de CHDKF

Texto: Gera Sánchez

Calificación 4/5

Chingadazo de Kung Fú, o como le decimos con cariño CHDKF, nos trae nuevo material después de su primer álbum debut Orinando Contra el Viento; razón por la que salió de los venues del Estado de México y empezó a tomar fuerza a nivel nacional, y ganarse más fans alrededor del país gracias a los títulos bizarros de las canciones, el nombre del álbum, lo pegajosas que son sus melodías o incluso el nombre de la misma banda, llegando hasta eventos de talla como el Vive Latino. Tres años de experiencias y mejoramiento musical para éste trío dieron resultado a un segundo álbum y buenos frutos, aquí es cuando nace Me Pongo Hasta la Madre Porque Estoy Hasta la Madre.

Las influencias de los chicos de La Venganza de Punk Ramón y el productor del disco Eric Canales (Vocalista y Guitarrista de Allison) se hacen presentes en ésta pieza, aunque, sin perder la esencia original que marca CHDKF en cada una de sus rolas: fiestas, drogas, alcohol, amor, desamor, NiNis, y muchos temas más dando lugar a una pequeña historia detrás de cada track y recordándonos que el punk-rock mexicano no está muerto. Éste álbum tiene ése toque que nos hace fácil de identificarnos en almenos una canción de las siete que contiene, así que si eres fan del punk-rock, sin duda te harás amigo de escucharlo dentro de tu rutina diaria.

41510385_2270927663142227_4558582338405007360_o

“3 de Noviembre (No Me Agüito)” se encarga de darnos un preview de los próximos 25 minutos del álbum, junto a bastante energía y ritmos pegajosos en los instrumentos y la distintiva voz de Marino Pérez suena un himno a un amor mutuo arruinado por la inmadurez de la pareja durante su relación. Abres los ojos y tiempo después, ya siendo una persona madura, comienzas a aceptar los errores que tuviste, pero sin haberte arrepentido de ninguno de ellos, casi enseñándonos la moraleja de ‘ok, la cagué, pero qué bueno que la cagué por que aprendí cosas en las que no volveré a equivocarme después’ así mismo, llegando a hacerle guiño a la nostalgia que sería regresar con ésa persona y ver cómo todo sería ahora que somos más maduros, ¿Alguien más aparte de mí se siente identificado? Después de un cierre melódico abrupto en el anterior track, llega “No te voy a regresar tu Apple TV”, con unos tonos un poco más ‘amables’ para los oídos desacostumbrados del punk; los riffs en ésta pieza y la batería son sin duda bastante alegres, sin embargo la letra todo lo contrario. Esta canción es una reflexión en sentido figurado a cuando te quedas con algo que no es tuyo, sino de tu expareja, te sentirás identificado si alguna vez comenzaste a quedarte en su casa y dejabas algunas de tus cosas ahí para que todo se volviera más cómodo, el problema es que a veces cuando termina la relación, sin querer se quedaron con las cosas del otro; de igual modo éste track hace alusión a la terrible sensación de cuando te enteras que él o ella, ya está intentando otra relación y lo bien que se la está pasando con su nueva ‘pareja ideal’, mientras tú estás “deshecho, tomando y muriendo”.

Secundando el tema de las ex parejas, la tercera canción es “Asunto pendiente (Mi playera, tu pijama)” single que habíamos escuchado desde Octubre del 2017, con una composición de guitarra, bajos sencillos y bastantes platillos en las percusiones. Nos cuenta la historia de lo fácil que es tener una relación sin seriedad millenial, donde lo único que importa es el sexo y todo gira en torno a ésa idea llena de erotismo, cayendo en el grave error que tienen hoy en día las parejas jóvenes que creen que de eso se trata el amor, y ya que no hay algo genuino dentro de ella, ni sus amistades, ni la simple idea de que te agrade su mascota hará que la relación tóxica mejore, y a todo esto agregando la idea de que te estás martirizando en con ésta persona, pero sientes que es mejor estar así, que estar solo. “Epitafio (Perdón por ser rock and roll)” tiene ese toque comercial que faltaba en la primera mitad del disco con coros bastante pegajosos, y su insignia de ritmo veloz que seguro te harán levantarte y enseguida ponerte a bailar y corear la rola; los chicos de CHDKF compusieron éste tema pensando en las pocas personas que aún se preocupan de todo corazón por ellos, dando a entender que el track es una especie de “disculpas” para la falta de atención que les otorgan, con el quote ‘He dejado de tomar llamadas, De las pocas personas que me aman’ en la cual muchos nos podemos identificar recordando a cuando no le damos la merecida atención a nuestros seres queridos, y quizá para muchos ya es muy tarde para reaccionar, puesto que es probable que nos hayamos perdido de momentos importantes con ellos.

¿Sientes que eres un NiNi sin futuro y que robas oxígeno? Ésta es tu rola. “Todo Está de Lujo (Son Chorizos)” verso tras verso nos recuerda a aquella época donde tu ex se preocupaba por ti, pero fast forward a el presente ya no tienes nada, en tu cabeza sólo existe una escena: desayunas dos cervezas y una rebanada de pizza. Éste track nos recuerda lo miserable que puede uno sentirse al terminar una relación y lleno de hartazgo lo único que te queda es pensar: “estoy hasta la madre y me pongo hasta la madre” (haciéndole honor al nombre del álbum) porque ya encontró a alguien más. Ésta canción la habíamos escuchado desde Noviembre del 2017, y se nota, a diferencia de las recientes, la calidad del audio es distinta porque se grabó en otro estudio reduciendo un poco la calidad al escuchar continuamente éste álbum. Parece que los integrantes de CHDKF realmente han pasado por muchos amoríos porque ellos mismos afirman basar la letra de sus canciones en hechos que les han ocurrido, en ésta canción aunque no siendo en su totalidad un Featuring, en los coros les acompaña también el vocalista de Sad Saturno, Cheke Mondragón. Adentrándonos a “Tú no me dices que hacer (Oblígame Prro)” tengo una frase muy clara en mente: ¿Te importa lo que la gente piense de ti si vas muy rápido en tu relación? “Tú no me dices que hacer” nos cuenta la clásica anécdota donde estás comenzando a conocer a una persona y te empieza a interesar, quizá no estés seguro si sea por el alcohol o si en verdad es por la persona, pero todo es locura y quieres dejar que fluya, ‘por los buenos tiempos’ piensas en tu cabeza, y está chido, sólo que después de unos clonas y fumar un rato, es hora de dormir porque mañana… Bueno, no te voy a spoilear el giro drástico que toma la canción al final, pero todo parecía tan bonito hasta que llegó ése último verso.

Si alguna vez te cuestionaste si una banda de punk rock podía componer una canción de amor, éste momento es el indicado para probarlo. “Tabique de Oro” es mi canción favorita de ésta pieza, tiene una historia graciosa al recordar cómo decidieron incluirla en éste álbum, la rola había sido un demo de 2014 y fue de las primeras rolas que escribieron como banda, pero se que ó fuera de Orinando Contra el Viento justo antes de la grabación ya que no les gustó el producto en aquél entonces. En “Me pongo hasta la madre porque estoy hasta la madre” decidieron finalmente sacarla pero con la sorpresa del Featuring del vocalista David Merino de LaLaLoveYou, un grupo español con el que la colaboración fue bastante espontanea. Con un ritmo bastante veloz y de nueva cuenta coros bastante pegajosos, (y el único sólo de guitarra en todo el álbum) pero ésta vez con un mensaje más positivo, “Tabique de Oro” hace alusión a como en España comúnmente en vez de cocaína, se consume una droga bastante similar llamada speed, la cual menciona David en su verso, y compara a la sensación que nos da al estar eufóricos de amor por una persona, sintiendo que nuestros latidos por segundo son bastante rápidos y se nos saltan las pupilas al ver a nuestra media naranja cara a cara, ¿Quién dijo que enamorarse y las drogas no pueden ir en la misma canción?

Sintetizando, “Me pongo hasta la madre porque estoy hasta la madre” nos deja un buen sabor de boca en el apartado lírico, pero melódicamente nos deja con ganas de que suenen notas ‘más únicas’ en la guitarra y bajo, y no los mismos 3 o 4 acordes. CHDKF consigue también plasmar en éste álbum el aprendizaje que tuvieron durante éstos 3 años que tardaron en grabar, así como podemos sentir la energía tan vívida que se tiene en los conciertos de éste trío, dejándonos con la necesidad de querer ponernos a saltar, bailar y corear sus canciones.

“Me pongo hasta la madre porque estoy hasta la madre” de Chingadazo de Kung Fu se encuentra disponible en YouTube y BandCamp y próximamente en Spotify. La banda tiene en curso una gira alrededor de México con presentaciones confirmadas en el Lunario de CDMX, el Tecate Comuna, el Festival Coordenada de Guadalajara, y muchas fechas más que puedes consultar a través de sus redes sociales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.