Discada Waves — Septiembre ’18

Bienvenidos a nuestra Discada Waves del mes de septiembre. Este es un espacio donde el staff de Waves Magazine comparte los discos que más escuchamos en el mes. Puede ser un disco nuevo, uno recién descubierto o que ya conocíamos pero volvimos a escuchar sin parar. ¡Esperamos les gusten las recomendaciones!

Puma Blue — Swum Baby – EP (2018)

Spotify | Apple Music | Bandcamp

Uno de los estilos de jazz que mas disfruto, y me atrevo a decir mi favorito, es el cool jazz sin duda alguna. No es nada nuevo para algunos amigos mi gran gusto por Chet Baker, ese polémico trompetista y cantante adicto a la heroína que seducía a todo un club nocturno con su voz. En la actualidad es poca mi perseverancia buscando jazz en su forma pura, debido a que se ha vuelto algo, creo yo, académico dejando atrás su feel pasado. Curiosamente son artistas no “jazzeros” los que ahora están incorporando estas influencias en su música y lo están representando como solíamos verlo en aquellas leyendas bohemias. Lo vemos en hip-hop, en el “indie” y la lista continua, con The Ozz, King Krule le dijo al mundo que no era un simple niñito jugando a ser bueno, si no que era bueno. Tenemos genios como BADBADNOTGOOD que juegan más con la versatilidad y el tecnicismo (algo muy bepop). Estas cosas me hacen pensar en lo que Bill Evans dijo alguna vez: el jazz no es tal cual un genero, es una forma de interpretación. Hace poco descubrí a Puma Blue, un británico que el año pasado lanzo su primer EP oficial Swum Baby. No he dejado de escucharlo, veo una clara influencia de arpegios como los que implementa King Krule con gran reverb pero todo limpio, sin embargo algo que lo destaca es su voz, prácticamente casi la misma de Chet Baker, tan dulce, suave y armoniosa. Creo que él lo supo y por eso optó por este estilo, claramente se ve influenciado, y aunque su trabajo de cinco canciones a mi parecer queda corto para su potencial, sin duda es una buena carta de presentación (mi favorita es “Want Me”). Donde podemos escuchar su mejor desempeño es en su Single “Moon Undah Water” la cual fue lanzada este año, de ser esta la que cerrara Swum Baby, sin duda seria un 10/10. Esta canción para mi es su obra maestra, la que logra llenar ese vacío que su EP debut no llena del todo.Marco Marín

Charlotte Day Wilson — Stone Woman (2018)

stone20woman20charlotte

Spotify | Apple Music

Yo no soy muy fanático del género pero haber escuchado a Charlotte Day Wilson con BADBADNOTGOOD en su álbum IV​ me hizo seguirle la pista. Afortunadamente fue el momento del lanzamiento del EP, Stone Woman,​ y quedé maravillado con el trabajo que Wilson ​nos regaló en este 2018. La incorporación de géneros entre jazz y el R&B natural de sus canciones tiene la virtud de dejarte con ganas de más; y es que apenas durando 21 minutos cumple con las expectativas desde el primer momento. Ah, y además canta precioso. Kennet Muñoz

Mitski — Be The Cowboy (2018)

a2337835939_16

Spotify | Apple Music | Bandcamp

Cuando descubrí “Happy”, del excelente Puberty 2 del 2016, recuerdo haber pensado que Mitski era algo así como una lesser version de St. Vincent pero al escuchar el disco entero me di cuenta del error en esa comparación gracias a su uso de guitarras más distorsionadas y sus letras simplistas pero no menos desgarradoras. Ahora, un par de años después, Mitski regresa con Be The Cowboy, un álbum en el cual expande su sonido haciendo un mayor uso de sintetizadores con resultados fenomenales, acercándose a un sonido más pop que al rock que la caracterizó en sus trabajos anteriores. “Nobody” se convirtió en mi himno personal desde el primer momento en que la escuché, mientras que canciones como “Why Didn’t You Stop Me”, “Me and My Husband” y “Washing Machine Heart” son difíciles de sacar de la cabeza gracias a la melodía y sus letras que abordan el tema de la soledad y las relaciones de una forma original. Este mes Mitski sacó el AOTY, no necesito escuchar más. Jaime Rodriguez

Rise Against — The Unraveling (2001)

the_unraveling

Spotify | Apple Music

Una de las bandas más infravaloradas del hardcore punk actualmente es Rise Against, y es que es imaginable ya que han caído en la misma fórmula para hacer canciones con claras intenciones de convertirse en “hits” durante los últimos cuatro LP’s, y es que después de sencillos masivos como “Savior”, “Give It All”, “Prayer of the Refugee”, entre otros más, se antoja recordar de dónde vienen y es ahí donde entra mi adicción de nuevo con The Unraveling. El primero de ocho discos que ha lanzado esta banda (sin contar EP’s y B-Sides) es sin dudar el más sincero y despreocupado de todos; Rise Against siempre ha intentado hablar de los temas más polémicos (por no decir rebuscados entre las problemáticas del mundo) y con un peso lírico bastante fuerte, a pesar de ello, The Unraveling parece llevar la magia y la juventud de ese hardcore punk aún inexplorado por esos entonces muchachos de una manera en la que no sabes qué esperar escuchar de cada canción si este álbum es nuevo para ti, y si ya lo conoces, sabrás que sin saber el orden de los tracks, cada canción siguiente es un placer para los oídos. Recomiendo este disco porque a pesar de su antigüedad, me ha dejado claro el contraste entre mi lado más pop y mi lado más punk. Mi canción favorita es “Six Ways ‘Til Sunday”. Santiago Caamal

King Krule — 6 Feet Beneath The Moon (2013)

268x0w

Spotify | Apple Music

Este álbum es un poco de todo: es ecléctico pero para ser el álbum debut de King Krule está tan unido y muy bien construido. Un poco de jazz, de samples, rap y de sonidos sintetizados que crean una atmósfera cálida en la cual me siento cómoda y encontrando diferentes emociones con cada canción. “Boder Line” me encuentra, “A Lizard State” levanta el tempo, “Will I Come” me aclimata, “Neptune Bed” me habla… Puedo confirmar que es uno de los álbumes mas adecuados para deshacerse uno mismo. Podría decir que es menos tenebroso y menos pesado que su segundo álbum: The Ooz. La esencia de King Krule la tenemos bien clara (aunque sea algo oscura) y una vez que escuchemos 6 Feet Beneath The Moon no lo podremos olvidar y menos con esa voz que hace sentir la sangre fría. Zara Plesuski

William Basinski — The Disintegration Loops (2002)

basinski

Spotify | Apple Music | Bandcamp

Este mes he regresado a la escuela y con ello, los viajes a la misma. Generalmente uso ese tiempo para escuchar podcasts y discos nuevos, pero desde que inició el semestre he empezado a invertir esos minutos en leer. Me cuesta muchísimo hacerlo en un transporte con movimiento y muchas veces música a todo volumen, entonces empecé a ponerme discos de ambient. Este disco (y género) no se disfruta como un álbum normal, es música lenta, que se toma su tiempo para transportarte a distintos ambientes, son paisajes musicales y a mí me ha venido la perfección este disco en general; este es el primero de una serie de cuatro discos donde su compositor va deteriorando varios loops de diferentes melodías. Estos discos me dan paz y tranquilidad para leer cualquier mierda que tenga pendiente y me encantaría que alguien más llegará a disfrutar este tipo de música. Diego Gerardo

Highly Suspect — The Boy Who Died Wolf (2016)

Spotify | Apple Music | Soundcloud

Si creías que el grunge y el blues estaban muertos, olvídate de ésa idea, los vibes ochenteros y las vocales barítonas presentes en el álbum, hacen que escuchar su música sea todo un trip musical. Si eres como yo y te gusta bastante el grunge o el rock alternativo, este disco te puede recordar un poco a Pink Floyd combinado con Nirvana (rítmicamente hablando), consiguiendo que la ejecución de la voz de Johnny Stevens haga que, en conjunto de los instrumentos, tu cabeza haga un pequeño headbang mientras disfrutas los solos de guitarra que te ofrece éste álbum. The Boy Who Died Wolf, varía en letras bastantes profundas con temas de la actualidad, desde amor, hasta soledad, los cuales son bastante catchy y se alejan de la creencia de que el rock actual está muy comercializado. Esto, en conjunto de la cantidad variada de giros rítmicos en la secuencia del disco, hará que no te quedes atrapado en un estado de ánimo relajante y quieras levantarte a bailar un poco al son de éste trío musical. Ahora es tu turno de darle una oportunidad a ésta obra musical y que “Send Me an Angel” se una a tu lista de canciones para dedicarle al amor de tu vida. Gerardo Sánchez

Hippo Campus — Landmark (2017)

https3a2f2fimages-genius-com2f26e491aebc35217e8f330557c645fdca-960x960x1

Spotify | Apple Music | Bandcamp

A veces hay tiempos buenos, otras veces hay tiempos malos. En una de las caídas emocionales que tuve en la vida llegó Landmark a mis oídos. Empecé escuchando “Boyish” y “Buttercup”, canciones que movían algo dentro de mí y no podía evitar ponerme un poco más feliz. Estos cuatro chavos que deciden hacer pop-rock, o rock alternativo lograron volverse de mis bandas favoritas con estas dos canciones, después escuché “Poems”, que siendo más tranquila y con una letra un poco más profunda, de inmediato logró captar mi atención. La combinación de sus guitarras, teclados, baterías, los juegos de voces, diferentes ritmos, entre otras cosas lograron que no parara de escuchar Landmark por un buen tiempo y se convirtiera en uno de los álbums que escucho con más frecuencia. Ana Meraz

Dr. Dre — The Chronic (1992)

dr-drethechronic

Spotify | Apple Music

Pocos álbums pueden presumir de haber sido lanzados en el momento y lugar precisos para incidir de lleno en un género convulso y dar voz a una generación que atraviesa una gran crisis social. Sin duda alguna The Chronic, el album debut de Dr. Dre es uno de ellos.  Lanzado en diciembre de 1992, con las aún calientes revueltas en Los Angeles que provocaron el racismo sistemático expresado en el famoso juicio fallido de brutalidad policíaca contra Rodney King, y con las puertas de la industria cerradas al genero tras la guerra de la opinión publica contra el fenómeno del “gangsta” rap, emerge de la mano de discográficas visionarias que lograron observar la potencia que había imprimido Dre en todo este álbum. Marcando pauta dentro del sampleo, tomando elementos de géneros nunca antes explorados por el rap y por si fuera poco, introduciendo a las grandes ligas, con bombos bien tumbados a al futuro icono Snoop Dogg, The Chronic sacudió el mundo de la música, refrescó la voz de una comunidad herida y dio cátedra de como vender discos en masa sin necesidad del cobijo de los monstruos discográficos. Mauricio Tinajero

Beach House — 7 (2018)

Image result for beach house 7

Spotify | Apple Music | Bandcamp

Estaba indeciso sobre mi elección de el artista para este mes pero algo en mi me decía que no podía dejar de hablar sobre 7, el más reciente trabajo de Beach House, ya que, hasta hace poco, para mí se convirtió en una obra de arte ideal para hacer un tipo relajación e introspección. Me siento afortunado de haberlos visto en vivo el pasado mes de mayo en su concierto en Ciudad de México, mismo día que sacaron el mencionado álbum del cual desconocía la mayoría de las canciones. Habiendo escuchado parte de este material en directo, puedo decir que a pesar de ser algo distinto y muy experimental en comparación con discos pasados, es como un sube y baja en cuestión de emociones. Me parece hasta hoy en día un álbum muy completo y digerible. le encuentro algo de parecido en cuestión de sonidos a Teen Dream del 2010, pero sin perder la esencia del verguero dream pop que traen estos dudes. Espero algún día vivir un show de ellos nuevamente porque sé que vale mucho la pena y un super plus los visuales que utilizan. Mis canciones favoritas son “Black Car” y “Dark Spring”. Irving Borjas

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.