TIEMPO COMPARTIDO; El lado siniestro de las cadenas hoteleras

Por: Adrián Quiros

Se dice mucho del cine mexicano que no hacen los directores de siempre (Del Toro, Iñárritu y Cuarón), más que nada que apesta, que es malo, y que siempre sale Luis Gerardo Méndez. Pues acabo de ver una cinta que solo le atina a una de esas y al mismo tiempo maximiza mi odio a los tiempos compartidos de muchos hoteles de la costa: Tiempo compartido, la nueva cinta del director mexicano Sebastián Hofmann (Halley), una historia sobre unas vacaciones familiares en un siniestro paraíso tropical, y la lucha de uno de sus empleados en recuperar su identidad arrebatada por la maquinaria corporativa del hotel.

La trama sigue a Pedro (Méndez), un hombre de familia que llega al hotel con la intención de pasar un tiempo de calidad con su familia y salvar su matrimonio con su distante esposa, Eva, interpretada por Cassandra Ciangherotti (Los Similares). Sus vacaciones se ven interrumpidas en la primera noche con la llegada de otra familia que se hospeda en su condominio debido a un error administrativo, por lo que ambas familias terminan pasando las vacaciones juntos, algo que saca de quicio al ya inestable Pedro.

tiempo-compartido-2018-2

Al mismo tiempo, vemos a un empleado del hotel llamado Andrés, interpretado por Miguel Rodarte (Salvando al soldado Pérez), quien todavía sufre la traumática pérdida de su hijo hace años y el subsecuente declive de su matrimonio con Gloria (Monserrat Marañon), otra empleada del hotel. Andrés empieza a maquinar un plan para traer abajo al hotel, exponiendo un turbio plan que involucra a la familia de Pedro.

Esta cinta, que apenas se estrena este año en cines mexicanos, obtuvo el premio especial del jurado de Mejor Guión Original en el festival de Sundance de este año y también consiguió el Ariel (como si a alguien le importara) a mejor actor de reparto para Miguel Rodarte.

Casi siempre el cine mexicano sufre de un estigma de películas aburridas o carentes de ritmo pero últimamente cineastas como Amat Escalante e Isaac Ezban han construido un renacimiento en el cine mexicano, con tramas originales, bien actuadas, que no te duermen y casi siempre interpretadas por Luis Gerardo Méndez.

tiempo-compartido-2018-3

Tiempo compartido es una comedia con toques de thriller, una cinta cuya trama y personajes son tan absurdos, pero bien casteados que no puedes evitar ponerte en sus zapatos y navegar con ellos las catacumbas de un hotel lujoso con forma de pirámide azteca. De igual forma, se reconoce la elección de RJ Mitte (Walter Jr. en Breaking Bad) como el siniestro y carismático rostro corporativo detrás del hotel. La cinta también explota al máximo la fotografía que un resort playero mexicano puede ofrecer, mostrándonos las explosiones de color y desmadre de una fiesta en la alberca, yuxtapuestos con la inmensa simetría y frialdad que estos hoteles tienen.

Si ven ‘Tiempo compartido’ en cartelera, les invito a darle una oportunidad, no sólo por apoyar al cine mexicano o por ser la primera película donde vemos a Luis Gerardo Méndez romperse la nariz y luego mutilársela, sino también por su trama entretenida, excelentes actuaciones y para simplemente pasarla bien. Definitivamente es una de esas cintas que entré a verla con expectativas bajas y salí con unas ganas de ver más películas de este tipo en nuestro país.

Tiempo compartido (2018)

Dirección: Sebastián Hofmann

Guión: Julio Chavezmontes, Sebastián Hofmann

Duración: 96 minutos

Cast: Luis Gerardo Méndez, Miguel Rodarte, Cassandra Ciangherotti, Montserrat Marañon, Andrés Almeida, RJ Mitte

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.