Discada Waves — Agosto ’18

Bienvenidos a nuestra Discada Waves del mes de agosto. Este es un espacio donde el staff de Waves Magazine comparte los discos que más escuchamos en el mes. Puede ser un disco nuevo, uno recién descubierto o que ya conocíamos pero volvimos a escuchar sin parar. ¡Esperamos les gusten las recomendaciones!

Death Grips — Year of the Snitch (2018)

death grips

Spotify | Apple Music

Hace más de un mes del lanzamiento de este disco y no he podido parar de escucharlo, hay algo en este álbum que me tiene enganchadisimo; será la voz y las letras de MC Ride sobre el miedo a la muerte pero a la vez desea que las moscas consuman su cuerpo y el cómo cierra el disco, mandando a la mierda a sus fans y a la crítica por colocarles en un pedestal tan alto de expectativas y también la manera agresiva que Zach Hill revienta su batería. Year of the Snitch es una locura contenida a comparación de su trabajo pasado, jamás se detiene y va variando entre temas, es una explosión de energía y creatividad que siento necesaria para los jóvenes artistas. También tengo que mencionar que Andrew Adamson (director de Shrek y Shrek 2) hace un cameo por alguna razón. — Diego Gerardo

The Internet  — Hive Mind (2018)

the-internet-hive-mind

Spotify | Apple Music

El cuarto álbum de The Internet got me hyped af. En Hive Mind sentí que la composición está más pensada y el sonido en general está más maduro a comparación de sus otros materiales. Aquí se entiende mejor de qué va el proyecto, y las ejecuciones de los instrumentos están on point; las letras como siempre son fácil de seguir e identificables, hay varias rolas en las que el que el bajeo está increíble como en “Roll (Burbank Funk)” y “La Di Da” (shout out a Steve Lazy). Syd Bennett le metió más emoción e intención a las canciones: sigue utilizando su voz suave con actitud provocativa pero se siente más real lo cual hace que viajes y te adentres a los tres minutos y cacho que duran las canciones.  En general las secuencias, el bajeo, las voces y todo hacen un funk soul bastante digerible y catchy. Favs: “Come Over” y “Look What U Started”. Lily Horta

Let’s Eat Grandma — I’m All Ears (2018)

let's eat grandma - i'm all ears

Spotify | Apple Music | Bandcamp

Conocí a este dúo inglés el año pasado con una canción llamada “Eat Shiitake Mushrooms” y me obsesioné con ella un muy buen rato. No soy tan fan de I, Gemini, su álbum debut, pero con su segundo esfuerzo estas chicas lograron superar todas mis expectativas bajándole un poco a su sonido freak folk y abrazando completamente el pop experimental. Creo que los tracks que más me gustan son “Hot Pink” e “It’s Not Just Me”, ambos producidos por SOPHIE y Faris Badwan de The Horrors, pero el resto del disco es igual de adictivo y ofrece una variedad de sonidos que en ratos te puede recordar a BjörkCocoRosie e incluso Ariel Pink, pero este a su vez no se asemeja a ninguna otra cosa que esté sonando ahorita. Otra canción que no me sacó de la cabeza es “Donnie Darko”, que se toma 11 minutos para cerrar este LP y resume el sonido de los 10 tracks previos perfectamente. Jaime Rodriguez

The National — High Violet (2010)

the national high violet

Spotify | Apple Music

Muchos álbumes pecan en la falta de atención al acomodar las canciones para crear una buena simbiosis. Caso contrario tenemos el High Violet de The National, que podría decir es el mejor álbum de la banda hasta la fecha. Realmente la conjunción entre los instrumentos y la voz de Matt Berninger, así como el proceso de composición de “Bloodbuzz Ohio” y “Conversation 16” hacen un excelente material que con toda seguridad va a poder romper la barrera del tiempo. Hay muchas emociones impregnadas en el material, por lo cual siempre será una buena idea darle una escuchada de principio a fin; garantía de sentimientos encontrados y emociones muy fuertes desde “Terrible Love” hasta “Vanderlyle Crybaby Geeks”. — Kennet Muñoz

Tennis — We Can Die Happy (2017)

tennis_wcdh_art_high_resolution

Spotify | Apple Music| Soundcloud

Recuerdo haber escuchado a Tennis hace unos años y haber decidido que eran too indie for me y me olvide de ellos hasta este año. La primera que volví a escuchar fue “Building God”; su letra me atrapó y la música pone un ambiente espiritual a base de voces de coros, un sonido que asemeja un órgano y una guitarra acústica. Después escuché “Born to Be Needed”, que tiene un ritmo muy upbeat y un solo de guitarra antes del último coro. Todo esto me hizo sentir mucho hype sobre esta banda. Vi el video de “I Miss That Feeling” y el hecho de ver que Alaina Moore tiene un afro y Patrick Riley un corte de hombre muy setentero hace que cada que escucho sus canciones me transporte a otra época. La música es romántica, hasta un poco nostálgica y el ambiente lo ponen un piano, riffs de guitarra de Riley y altas notas de voz que alcanza Moore. “Diamond Rings” igual tiene un upbeat muy bueno, más sonidos que ponen el mood setentero y la voz se divierte más dando gritillos y estribillos de sílabas. Finalmente “No Exit”, que no me atrajo tanto pero igual siento encaja con el resto. Podría decir que el ritmo y la voz de Moore ponen un mood coqueto y cuando leí la letra supe que todo era muy literal. Moore y Riley logran crear toda una atmósfera positiva, divertida y coqueta con este álbum. En cada canción hay una sorpresa y, aunque todas sean diferentes, juntas forman una sonido muy dreamy. Zara Plesuski

El Cómo Silencio De Los Que Hablan Poco Amanda (2018)

el comodo silencio amanda

Spotify | Apple Music | Bandcamp

ECSDLQHP es una de esas bandas que me engancharon desde la primer canción que escuché de ellos, ya hace dos años de su disco debut y siempre la incógnita es, ¿el segundo le hará justicia? Gracias a la fuerza suprema que rige el universo, Amanda es mucho mejor que su primer disco, llegando a contar todas estas historias de melancolía y nostalgia, y pues el disco es eso, canciones que se centran en contarte historias inusuales de gente inusual, con un sentimentalismo y una profundidad que te hace poner un poco tu vida en retrospectiva. Para una descripción más detallada del disco puedes checar el Soundcheck que publicamos hace no mucho. Diego Gracida

Arctic Monkeys Tranquility Base Hotel & Casino (2018)

arctic-monkeys-tranquility-base-hotel-casino

Spotify | Apple Music

Entre los amantes seguidores de hueso colorado y los menos fans, se reparte aleatoriamente el amor y el odio por este último trabajo de Arctic Monkeys. En Tranquility Base Hotel & Casino se siente más peso del bohemio inglés favorito, Alex Turner, de lo habitual y que, a pesar de eso, me ha atrapado este último mes. La estructura vampiresca y para nada sencilla de cada canción dentro de este LP nos propone un fin de semana lejos del pop tradicional, en el castillo más oscuro, junto a Drácula tocando el órgano. Santiago Caamal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.