Entre Olas #018 Sueños de un loco

Entre Olas es un espacio donde amigos hablan de la vida contemporánea y las diferentes virtudes de la juventud descontrolada. Esta semana Jaime Riva nos cuenta sus pensamientos cuando la noche es negra y el sueño es lejano. 

Vhs Glitch Night GIF by vektormon - Find & Share on GIPHY

Durante la noche a veces despierto y pienso en mis sueños. Siempre me han gustado las historias de amor y siempre he querido tener una historia de amor de ensueño, estar los dos una noche en el mismo bar donde cruzamos miradas, pero no hablamos y pensando en que sería la única oportunidad en la vida de vernos ya en la noche recostados mirando el techo cada uno en su casa pensarnos sin poder dormir. Luego un día cuando pensamos que ya es momento de superarnos ocasionalmente y por obra de destino chocamos nuestro carrito del súper, enojarnos y reír por aquella maravillosa coincidencia al mismo tiempo que pactamos una salida, esa noche en distintas casas soñarnos. Después un día o mejor dicho “El día” estar nervioso por nuestro encuentro, haber sacado y guardado todo el closet tratando de elegir la combinación perfecta para la ocasión perfecta al mismo tiempo que pregunto a mi perro que como me veo mejor, con corbata o sin ella voltearlo a ver y contestarme –tienes razón la corbata es mucho para la primera salida – en ese momento congelarme y pensare en la palabra “primera” pensarla una y otra vez y solo pensarla más, que me entrara ese miedo de saber si no habrá más, pensar que en esa salida puedes descubrir muchas cosas y precisamente por esa razón volteare a ver a mi perro una vez más – dime con o sin corbata-.

Entonces cuando menos te des cuenta ya estarás en el restaurante sentado en una mesa para dos personas viendo el reloj fijamente, como cada vez que la manecilla de aquel se mueve sientes un dolor punzante en el pecho pensando si llegara o no mientras te dices a ti mismo –mi mismo contrólate por favor- y cuando por fin logres calmarte, la manecilla se vuelve a mover en esta situación tu cuerpo será el más sincero con su constante golpeteo de tu pie derecho contra el suelo te avisa que estas nervioso, ansioso y preocupado estas en una situación de placer y dolor que tu realmente no sabes si debes de disfrutar u odiar.

La manecilla se vuelve a mover.

Miras fijamente todo el lugar y con tu mirada visitas todas y cada una de las mesas entrando así en sus conversaciones, mientras lo haces te sientes feliz cuando vez a la gente de esa mesa reír o triste cuando visitaste la mesa de aquella pareja que se encuentra peleando y discutiendo.

La manecilla se vuelve a mover.

Sigues mirando y abordando a aquellas mesas hasta que por el vidrio de en frente pasara una figura, esa silueta que conoces y por la cual te volverá a invadir la ansiedad e inquietud que perdiste visitando mesas, se oirá el rechinido de la puerta al abrir y sonara esa campana que a la mayoría de la gente le irrita y una voz insistente que reconoces pues fue la misma que te recibió pregunta: -¿ya la esperan?- un “si” es lo que escuchas en el fondo del restaurante donde has estado esperando todo el rato, tratas de desviar la mirada pero te es imposible hacerlo, ya es demasiado tarde, hiciste contacto visual y sabes que ya perdiste el juego. Continua caminando hacia la mesa, tu solo la miras ahí, yendo directo al mismo lugar donde tú te encuentras y las pocas neuronas que tenías en la cabeza te abandonan, tu boca entreabierta susurraran un leve –ahhh- te tiene tan anonadado su presencia que no te das cuenta que ya la tienes enfrente, te levantas un poco torpe de tu silla para acomodar la suya y un simple –como estas- que salió de su boca fueron suficientes para olvidar las siguientes 5 horas de conversación, digo todo paso tan rápido, el ruido de las puertas de la cocina abriendo y cerrando, la campana suene y suene indicando que una de las mesa habrá terminado su batalla de mil victorias y una derrota y ese reloj con su manecilla, ese maldito socio del tiempo que me avisara que esa noche tenía que acabar.

Time Watch GIF - Find & Share on GIPHY

Comimos, reímos, hablamos y nos fuimos todo nuestro tiempo se reducirá solo a eso, tal vez a esto se refieran cuando dicen que el tiempo es relativo pues esa noche el tiempo lo mediré en cuantas historias me conto, en cuantas veces la hice sonreír y en todo lo que nos conocimos en “esa ocasión”. No saben cuánto me gusta esa frase ese conjunto de palabras que indica que siempre podrá haber algo que no toda la gente tiene, una segunda oportunidad y ¡Rayos! si no estaba emocionado cuando salgan de su boca.

Pasará mucho tiempo hasta que volvamos a vernos, y continuemos saliendo, cada una de esas salidas las contaba con un cambio de ropa y no será hasta la vigésima primera salida que todo eso acabe porque ella cambiará y yo cambiare, pues ya no será ella y yo dejare de ser yo en ese momento seremos un nosotros.

La manecilla se vuelve a mover.

No puedo ni imaginarme el número de veces que esa manecilla dio vueltas hasta llegar al momento donde la veré caminando de la mano de su padre con aquel vestido bello y largo de color blanco donde con una vista un poco mojada me vi obligado a cerrar los ojos.

La manecilla se mueve.

sobre mis manos cargare el fruto de nuestro amor y en cada giro sé que algo diferente pasará, peleas, gritos, amor y cariño habrá de todo y todo se volverá importante, y al final de todo llegare a ese momento donde mi vida penderá de un hilo.

La manecilla vuelve a girar y moriré.

Sí, siempre he pensado que quiero ese tipo de historia de amor, pero bueno ese es solo mi sueño otro sueño de loco

La manecilla gira cierro los ojos y vuelvo a dormir.

Car Driving GIF - Find & Share on GIPHY

¿Quieres participar en Entre Olas?
Manda tu texto a hola@waves-magazine.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.