LOCAL NATIVES; Su triunfal regreso a Monterrey

Texto: Jaime Rodriguez / Fotos: Daniel Rodríguez

Hace ocho años Local Natives lanzó Gorilla Manor, su debut que atrajo excelentes críticas de parte de los medios especializados y los lanzó al estrellato y les dio la oportunidad de ir de gira por todo el mundo y entrar al circuito de los festivales. Un par de años después visitaron Monterrey para tocar en un festival a plena luz del día y si la memoria no me falla el público los inundó de aplausos y estos prometieron regresar pronto. Ahora, seis años después, la banda regresa a Monterrey como parte de la promoción de Sunlit Youth, un disco más enérgico que prometía ponernos a bailar en el Auditorio Río 70 y pues… bailar y brincar fue lo que más hicimos en este concierto.

Noah Pino Palo fue la primera banda en tomar el escenario para presentarnos su más reciente sencillo “Polvos Blancos”. La banda se compone de miembros de otros proyectos de Monterrey como Moonlander y Clock The Night y la experiencia de los miembros en el escenario fue notoria, pues hicieron bien su trabajo como grupo abridor haciendo que la gente aplaudiera al ritmo de sus canciones e incluso se escucharan unos cuantos gritos de apoyo, por lo que no me sorprendería que dejaran el escenario con unos cuantos nuevos fans. Hay que seguir al pendiente de lo que hacen estos dudes en el futuro con su interesante combinación de rock y pop.

Poco antes de las 10 de la noche las luces del escenario se apagaron anunciando que los Local Natives ya estaban listos para su segunda presentación en la ciudad. Eligieron “Past Lives” para inaugurar su setlist y el público respondió de inmediato con la emoción de poder ver a Local Natives en vivo. Siguieron con “Wide Eyes” de su álbum debut y durante la noche fueron alternando entre las mejores canciones de sus tres discos de estudio.

La banda tiene un estilo muy dinámico de hacer conciertos, pues cambian de momentos animados que ponen a la gente a bailar y cantar a unos un poco más calmados que fueron favorecidos por la intimidad que trae un venue como el Río 70. Había visto a Local Natives un par de veces en festivales pero esta fue la primera vez que me tocó presenciarlos en un lugar pequeño y debo decir que aunque ambas experiencias fueron buenas si prefiero verlos en otro setting, no sé si es porque hay más cercanía con otra gente o que me sentía más emocionado por estar en un festival pero si recomiendo que los chequen en uno si llegan a tener la oportunidad. A pesar de mi opinión si noté cómo la gente se emocionaba mucho más que yo, como cuando la banda tocaba “Airplanes”, volteé a ver el público y vi a una chava en muletas llorando (la comprendo, es mi canción favorita de LN), lo que me hizo darme cuenta de que este concierto era muy especial para los demás asistentes.

Local Natives logró su cometido: el Río 70 lucía lleno y la gente se veía contenta por ver a esta banda después de seis años de no pisar la ciudad, aunque a muchos les tocó verlos por primera vez. 2017 ha sido un año en donde este tipo de bandas que han acumulado gran cantidad de fans a través de los años regresan o vienen por primera vez a la ciudad y me alegra que LN haya sido una de ellas y nos haya puesto a todos a bailar y corear junto con ellos. ¡Ya nos urge otro concierto así!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.