Entre Olas #001 El Mundo es un Lugar Extraño

Texto: Luis Bernal.  /  Fotos: Gracida.

Entre Olas es un espacio donde amigos hablan de la vida contemporánea y las diferentes virtudes de la juventud descontrolada. Esta semana Luis Bernal nos cuenta como el mundo es un lugar extraño, y su análisis en lo efímero de las relaciones modernas.

bitacora03

No sé si será por los tiempos que corren o la etapa de mi vida por la que estoy pasando, los tiempos que estoy corriendo yo, por así decirlo, lo cierto es que percibo un mayor índice de bienvenidas pero también de despedidas; de llegadas pero también de partidas. A veces ni yo me entiendo.

Este año ha sido completamente opuesto a todos los anteriores para mí: viví en un lugar distinto, hice (afortunadamente) nuevas amistades, probé drogas increíbles que me llevaron a lugares muy divertidos, y hago constantemente cosas nuevas, como escribir hoy aquí, por ejemplo.  Hola, mucho gusto. He conocido mucha gente y conservo a un par de buenos amigos, esos con los que cuentas todo el tiempo, con algunos me llevo mejor que con otros, como es natural. Lo malo es que, así como conocí mucha gente y cultivé buenos cotorreos, estos no son duraderos, sino que son fugaces, tan fugaces como un match en Tinder o una sonrisa en un bar. Nada es real. Todo es fugaz. Es un año que vivo despojado de toda costumbre. Estoy obligado a vivir en la eternidad del presente. ¿Quién me obliga? Gran pregunta. Esta frase ya la había usado pero me gustó un chingo porque engloba perfecto mis estados de ánimo; vivo en la eternidad del presente. Un presente muy loco con soundrtracks a veces espantosos, otras llenos de poesía, de algunos no recuerdo. Por cierto, no pregunté a nadie de Waves si el coto aquí debe traer música o solamente contar algunas tonterías que luego pienso, más adelante vamos a eso.

bitacora05

Lo que yo creo es que para no morir de tristeza, en el caos como este, es siempre estás consciente de la transitoriedad de la que se es víctima. De esta manera, no será molesto ni triste despedir a algún amigo, dejar un departamento o alguna costumbre. Y bueno, pensarlo no está mal, pero es un asunto que no se puede andar declarando a diestra y siniestra, ¿no?

Imaginen andar declarando esto:

“Todo bien contigo, pero hay que admitir que esta relación es efímera y la verdad es que en un par de meses, si bien nos va, ni nos vamos a reconocer, así es esto; extraño”.

bitacora01

A qué voy con todo esto; hace unos años escuché una canción que decía “Chau corazón/ te digo adiós/ no quiero estar por siempre esperando”. En una parte dice “el mundo es un lugar tan extraño/ y solo estoy”. No estoy seguro de poder explicarlo, pero hace un par de días explorando un playlist volví a escucharla y eso vez me generó mucho más emociones que aquella ocasión, uno cuando es morro no entiende muchas cosas pero con los años, y no porque yo sea un ruco clavado con esas pendejadas, le quiere encontrar sentido a algunos veros, vaya; al menos se toma la molestia de interrogarse qué mierdas pensaba quien compuso ese pedo. Voy.

  1. El mundo es un lugar muy extraño. Sí, estamos de acuerdo en que lo es, pero ¿por qué lo decimos en ciertos momentos? Pareciera que el mundo es extraño porque ya no está esa persona, que el mundo sería familiar y conocido y buena onda y la chingada si ella estuviera. Si es que hablamos de alguna ella o algún él. Pero como no está, se convirtió en una máquina de la que no se sabe para qué mierda sirve, cómo funciona ni dónde está el botón de encendido y apagado. Es decir, el mundo es extraño porque ella no está. Es terrible.
  2. El mundo es extraño en sí mismo, sin importar con quién esté. Pero si te tengo conmigo puedo darme con este mundo que nunca voy a saber bien cómo funciona. tendrías que estar conmigo para que yo pueda seguir en este lugar extraño, porque si no estoy desprotegido, desarmado como cuando te mandan al kínder sin pañal y te cagas.
  3. La que más me gusta y a su vez la que menos probabilidades tiene de ser la correcta. Imaginemos un niño que está jugando en la orilla de un lago. Tiene un palito con el que revuelve el barro, hace pozos, los tapa, etc. De repente se encuentra con una rana. El morrito nunca había visto algo así en su vida pero, en vez de tener miedo, le da curiosidad. La toca con el palito, la rana se mueve un poco. El niño mira a los costados, no hay ningún otro chico jugando cerca. Hoy no está su amigo o su hermano, a quienes seguramente les mostraría su hallazgo. Llama a sus padres, pero están ocupados y no lo pueden atender. No hay nadie con quien compartir su inquietud, su sorpresa, su entusiasmo. Así se debe sentir quien escribió la canción, y no es poco razonable si pensamos que el que escribe es un poeta: el mundo es extraño, es una carta explosiva de sorpresas. No conozco el funcionamiento del mundo pero me gusta descubrirlo, ver qué hay, contemplarlo. Cursi de a madre.

bitacora04

Total, si para despedirnos le agregamos la frase “es que el mundo es un lugar extraño” ya nos quitamos del pedo y se lo dejamos a la otra persona. Ok, no se puede decir pero sí saber. Y es un problema, porque en momentos de incertidumbre es cuando más ocupamos de una base afectiva sólida y duradera, para no sucumbir a la fluctuación de la vida.

bitacora06

No niego que la distancia de hoy no es la misma que hace cuarenta años, cuando quien se marchaba desaparecía sin dejar rastros durante mucho tiempo. Ahora los celulares, whatsapp, mensajes y redes sociales acortan la distancia, al principio. Sí, al principio porque a medida que el tiempo pasa, las llamadas se dan cada vez con menos frecuencia, no recuerdo la última vez que le llamé a alguien, por ejemplo. El Netflix and chill se vuelve aburrido, hablo más con mi terapeuta que con cualquier otra persona en el mundo. Los temas de conversación se van reduciendo y la relación se va resquebrajando, erosionado como las generaciones de los hombres a una sentencia. Por eso sigo empeñado en decir que todo es extraño. Finalmente, esa relación que antaño supo ser intensa y eterna termina por no ser más que un buen recuerdo.

Eso es lo que pasa la mayoría de las veces. Espero que hayan excepciones a esta regla, tantas excepciones que se conviertan en la regla opuesta, y que cuando la regla inicial se cumpla sea sólo una excepción. Aunque todo suene extraño.

bitacora02

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.