Colossal es la película de kaijus más profunda que vas a encontrar

Por Adrián Quiros

Desde hace casi un siglo, las cintas de monstruos o kaijus gigantes vestidos de lagartos nos han demostrado lo catártico y divertido que parece ser meterte en una botarga de reptil y destruir una maqueta entera de Tokio. La destrucción es inherente en la infancia; de niños nos chingamos castillos de arena para auto-medicar nuestras ansias animales, y de grandes reprimimos todos eso y nos encargamos de hacernos trizas a nosotros mismos en lugar de castillos.

Más o menos de esto habla la nueva cinta de Nacho Vigalondo, cineasta español de culto y actor de comerciales ochenteros de origen, quien vuelve a la pantalla grande luego de una abrupta serie de películas malísimas con una historia extremadamente original Colossal (Ella es un monstruo).

La película es una amalgama de géneros de comedia negra, ciencia ficción y películas de monstruos gigantes que se parten la madre en ciudades llenas de gente asiatica. El estilo de Vigalondo es tomar conceptos absurdos y ridículos para contar una historia de personas con pedos reales, como el amor, la soledad, y en esta caso, el miedo a crecer, en un sentido algo literal.

Gloria (Anne Hathaway) es una chica entrada en los 30’s que descubre que su vida es insignificante luego de que su ex (Dan Stevens) la corre de su lujoso departamento en Nueva York por su constante problema de alcoholismo.

Gloria regresa a su semi-vacío pueblo natal a una casa vacía y se re-conecta con Oscar (Jason Sudeikis), su amigo de la infancia, quien vive una vida simple y decide cuidar de Gloria durante esta nueva etapa. Todo cambia luego de una noche de peda intensa cuando Gloria cruza por un parque camino a su casa, a la mañana siguiente se topa con la noticia de que un monstruo gigante causó muerte y destrucción por su paso en Seúl, Korea, que luego desapareció misteriosamente, un monstruo que caminaba misteriosamente igual a ella.

A partir de esto, Gloria descubre que cada mañana, durante unos minutos, cada vez que ella entra a ese parque, se manifiesta como un monstruo gigante del otro lado del mundo, lo cual le parece divertido al principio, pero luego se torna en algo horripilante.

colossal-movie-images-anne-hathaway-1

Las adicciones son una temática constante dentro de la película.

Buen ejemplo es el personaje de Gloria y su lucha interna por dejar de beber y de hacer pedazos su vida (o edificios). Hasta los personajes secundarios lidian con sus propios problemas demonios, como las drogas, la manipulación de otras personas y sus inseguridades, elementos fascinantes e igual de intensos que las escenas de destrucción real.

colossal-bench

Jason Sudekis si la arma el drama.

El actor de Saturday Night Live interpreta un personaje lleno de matices cuyo viaje interno a la perdición es más complejo que el de la misma protagonista.

[SPOILER!!!1] Es a la mitad de la película cuando Gloria descubre que no es la única persona que puede manifestarse en forma de monstruo gigante en Corea del Sur. Oscar también tiene esa habilidad, y esta se manifiesta como un genial robot gigante. La cinta toma un giro interesante y complejo a partir de este punto. [/SPOILER!!!1]

¿Qué harías si descubrieras que de repente tienes un inmenso poder? La película te muestra dos lados de la misma pregunta.  Nuestras acciones tienen consecuencia, ya sea en las personas que te rodean o en una ciudad en Seúl, y es necesario reconocer el poder que tenemos para no hacernos pedazos a nosotros mismo, o peor aún, a los que queremos.

screen-shot-2017-05-17-at-10-10-53-pm

Yo le voy al monstruo en las películas.

A pesar de la inventiva idea la película no le fue muy bien en taquilla, sin embargo tiene una de las mejores actuaciones de Anne Hathaway, como chica adulta sarcástica y ligeramente auto-destructiva.

Los efectos visuales se lucen, a pesar de ser una cinta de poco presupuesto, todas las escenas con los monstruos se ven interesantes y dinámicas, y en ningún momento te pones a juzgar a la película por lo chafa que se ve como todos hicimos con la adaptación gringa de Godzilla en el 2001.

Al final de cuentas, Colossal no es solo una película interesante, bien hecha y que trata de algo. Este tipo de películas son la razón por la que se inventó el cine, para contar cosas absurdas con razón de ser, aún si no te gustan las películas de monstruos y consideras que es estúpido una trama de una gringa blanca manifestándose en un monstruo gigante en Corea del Sur, te recuerdo que ya vamos a la quinta película de la franquicia de Transformers.

Muchas veces si quieres contar una historia interesante debes sacar a relucir la oscuridad de todos tus personajes, especialmente cuando el genero es comedia.

 

Colossal aún se puede ver en las salas de cine del país. Corran a verla mientras puedan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s