Diversidad, orgullo y amor, no “zonceras”

Texto y Fotos: Lily Horta

Hace unos días fue la 17ma Marcha de la Diversidad de Monterrey y siendo la primera vez que íbamos, no sabíamos qué esperar. Por una parte hubo muchísima gente, por ahí vimos que fuimos aproximadamente 11 mil personas; sea menos o más que años anteriores fue impactante ver a tantas personas con un mismo fin, entre tantos colores y sin perder la energía en ningún momento.

 

Previo a la marcha estuvieron circulando algunos posts en las redes diciendo cosas como “Vístete decente, para que nos vean bien los de afuera y nos respeten” pero de eso no se trataba, se trataba de celebrar esa libertad de ser y que “los de afuera” lo acepten así tal cual. Lo bonito fue que a pesar de estos posts, la marcha estuvo llena de personalidades, outfits, colores y contingentes que hacían el recorrido muy entretenido y alegre.

Pero más que una fiesta, se trataba de alzar la voz y de fomentar un cambio ya que tristemente aún hay discriminación, aún hay muertes, aún hay odio hacia personas LGBTQ+ y movimientos como estos son necesarios. Durante la marcha no faltó el cristiano predicando para que las personas se “conviertan”; suponemos su sermón siguió sin ser molestado aunque su discurso fomentaba el odio y la intolerancia.
DSC_4402

A pesar del discurso homofóbico del vato de arriba, gritos como: “Todos los derechos para todas las personas” fueron mucho más fuertes.
DSC_4396

Durante la verbena se le otorgó el “Premio a la Homofobia” a nuestro gober, Jaime Rodríguez Calderon “El Bronco”, por decir que el matrimonio es entre hombe y mujer y lo demás “son zonceras”. Pues bien, aunque esto solo sea una opinión, es la opinión de un funcionario de gobierno que mucho puede hacer por nosotros si de verdad le preocupara su pueblo como tanto lo mencionó en su campaña; lamentablemente muchos funcionarios piensan como él y aún falta mucho por hacer. Queda claro que la marcha solo es parte de un movimiento y está de más decir que el amor no es una zoncera y mucho menos nuestros derechos.

 

Ojalá llegue el día en el que no importe si besas a una morra o a un vato, en el que si le agarras la mano alguien de tu mismo sexo en la calle no digan, “Que valiente” o “Que aberración, eso no es natural”. Ojalá llegue el día en el que la base de la sociedad sea el respeto y el apoyo porque a pesar de nuestras diferencias somos una sociedad y si no nos unimos para hacer valer nuestros derechos y fomentar el cambio, poco impacto generamos en los de arriba.
#LoveIsLove
DSC_4428-3

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.