Cómo la música que escuchas influye en tus fotografías

Texto: Diego Gracida.

A los 15 años yo era un pequeño joven sin camino, buscando cosas que hacer en su tiempo libre. Y con demasiaaaado tiempo libre. Un poco por accidente a esa misma edad conseguí mi primer cámara, una Canon vieja con botones averiados y sin enfoque automático, y aún más por accidente descubrí que era más o menos bueno tomando fotos. Me metí a una clase extra curricular de foto en mi prepa pues para ver que pedo, qué es esto tan maravilloso. Y esa clase solamente me enseñó una cosa (en realidad me enseñó a picarle los botones a la cámara pero eso es algo que con Google se aprende y no lo voy a contar), me enseñó que las reglas de composición son una mierda, y que la fotografía es una manera excelente de dar a representar tus sentimientos, tu realidad, y que eso define tu estilo a futuro. Básicamente le dices a la banda “Hey, así se ve el mundo a través de mis ojitos”.

Batalle mucho para entender esto, seguía tratando de tomar fotos bellas, ser ese fotógrafo que solamente le toma fotos a morritas, o toma fotos de un indigente en blanco y negro y le pone de título “México”, odio esa faceta de mi trabajo. Afortunadamente en mi último año de prepa entendí que la música es mi pasión, y me clavé mucho con lo que viene siendo el Math Rock, Post-Rock, y el Emo (el verdadero). Bandas como Explosions In The Sky, Don Caballero, Caspian, Totorro, American Football, Mineral, entre otras. Empecé a representar esto en mis fotos, el estar feliz con la tristeza. Y que la música define tus fotos bien cabrón.

La música y la fotografía tienen demasiadas cosas en común. Le pregunte a varios de mis fotógrafos favoritos que qué pedo, qué opinaban, aquí están las respuestas.

TIBAN NÚÑEZ – @tibantiban

Yo escucho, en cuestión de bandas, Radiohead, Sufjan Stevens, Darwin Deez, Alvvays, Spoon, Pedro the Lion, Death Cab for Cutie, Bright Eyes, Weezer, Phoenix, Broken Social Scene… jajaja no sé donde detenerme sorry. Creo que hay cierta música o mas bien ciertos momentos dentro de la música que a veces literalmente me hacen desear tomar fotos que se sientan igual, cuando escucho música hay detalles que me obsesionan y que se me quedan pegados, un ejemplo medio random serían los acordes ascendentes super synthy del intro de “Girlfriend” de Phoenix, es una combinación de texturas y como que emoción narrativa jaja que quiero yo imprimirle a mi trabajo también, quiero hacer sentir esas cosas.

La música es para mi como una fuente de confort, entonces tiendo a escuchar lo mismo sin parar una y otra vez. Creo que mis fotos que me gustan y por lo tanto selecciono para publicar tienen ese elemento como “pegajoso” pero de una manera mas suavecita (?). Bien específico ahorita se me viene a la mente una vez que estuve tomando fotos en una boda arriba del hotel Habita, de repente vi hacia afuera y la vista me hizo pensar en “Prelude on the Esplanade” de Sufjan Stevens.

TIBANTIBAN02

Igual de él y del mismo disco; tengo una serie medio informal de fotos que le tomo a un árbol que esta frente a mi casa y todas esas suenan un chorro como “Postlude: Critical Mass”. 

Y pues ¿Qué tanta influencia tiene la música cuando ando tomando fotos? Wow supongo que muchísima, tiendo a escuchar música previo a tomar fotos para ponerme en ciertos moods. Si las fotos son mas “producidas” definitivamente incluyo musica o playlists en la fase de investigación o preproducción, es algo que maybe externamente es invisible pero creo que mi método es súper musical.

Maybe ¿vale la pena mencionar que también hago musica? (o lo intento jajaj wow humildad o baja autoestima? jaja) tengo mucha música que la verdad siento yo que esta muy closely como que enredada con las fotos que tomo, siento que busco cosas similares en las dos actividades

http://tiban.bandcamp.com

DANIA TREJO – @datrejom

Bueno, yo escucho indie, folk, rock alternativo, dream pop y jazz. De cierta manera la música que escuchamos depende de nuestro mood e inevitablemente lo reflejamos en todo lo que hacemos. Creo que más allá de lo visual, si somos perceptivos, la fotografía tiene el poder de transportarnos, de hacernos escuchar y sentir al mismo tiempo. Usualmente me pasa que cuando escucho una canción y quiero reflejar en mis fotos el feeling que me provoca, termina no siendo precisamente lo que esperaba, porque al tratarse de algo etéreo resulta difícil de llevar a la realidad.

Y sí tengo fotografías que me recuerdan a canciones, de hecho ¡Varias! Si bien no tomo fotos pensando precisamente en una canción, a veces me pasa que al verlas siento que si pudiera ver literalmente la canción, ésta tendría precisamente los mismos colores o ese juego de luz y sombra. Ésta me recuerda mucho a “De la vitesse a l’ivresse” de Poom.

DANIATREJO10

Y ésta a “Station” de Lapsley.

DANIATREJO01

Cuando salgo a tomar fotos no tengo planeadas las tomas que voy a hacer, pero sí la atmósfera que quiero reflejar y la música que he estado escuchando en los últimos días o el trauma musical que tengo en ese momento son directrices para definir hacia qué mood apunta mi proyecto fotográfico.

ALEJANDRA FUENTE – @lalune.xviii

Más que un género musical en específico, lo que busco es el mensaje que se transmite a través de la música, por lo tanto escucho géneros muy variados; punk, rap, hip-hop, folk, hardcore, etc. Además trato de escuchar en su mayoría música creada por mujeres. Esto no es un juicio hacia la música creada por hombres, pero en una sociedad como en la que vivimos actualmente, puedo ver cuán horrífico es el predominio de expresiones de hombres artistas. Es cierto que cada vez se va abriendo más el campo para mujeres y sus expresiones artísticas, pero aún falta mucho por recorrer. Por ello trato de escuchar música, ver películas, leer libros creados por mujeres, al menos hasta que nuestra cultura deje de reconocer a las mujeres dentro de un paradigma masculino.

Realmente pienso que existe una conexión muy cercana entre  la música que escucho y mi desarrollo en el ámbito fotográfico, gran parte de la música que escucho tiende a ser una protesta social, y en cierta forma es lo que busco con muchas de las fotografías que tomo, exponer un discurso sobre algún asunto que me ataque a mí personalmente, a otras mujeres o a la sociedad en la que esté viviendo.

Hay un retrato que tomé a una amiga, para el cual le tapé los pezones con brillantina dorada, hay algo mágico acerca de poner brillos en los senos de otra artista, me recuerda a la canción “The future is female” de Madame Gandhi.

ALEJANDRAFUENTE07

Cuando tomo retratos escucho la música que le guste a quien le esté tomando el retrato, para que se sienta más cómoda, en cuanto a todas las demás fotos, ya sea paisaje, protestas, etc., estoy atenta a la música que el mismo ambiente provee.

FERNANDA GANCHEZ – @mfernandg

Según Google y posteriormente verificado en una enciclopedia que tengo por ahí en mi casa, la música es “el arte de organizar sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios utilizando los principios fundamentales de la melodía, la armonía y el ritmo”. Yo no soy ninguna profesional pero en cada escenario posible para retratar en este mundo creo que hay tanto sonidos como silencios y está en la manera en la que capturamos el momento, el cómo comunicamos dicha música a través de la foto. A final de cuentas la fotografía es personal y es diferente para cada quien porque todo el mundo ve las cosas a su manera, pero creo que para mi se trata básicamente de eso: de materializar la música; esa combinación de sonidos y silencios a nuestro alrededor.

Creo que para mi la fotografía nunca ha sido acerca de lo estético. En algún momento intenté que lo fuera pero no me salió y por eso no considero que mis fotos sean estéticas o que sigan un cierto patrón. Creo que más allá de lo que vemos o de lo que nos pudiera parecer visualmente placentero, lo que trato de buscar a través de mis fotos es aquello que está ahí pero que pasamos por alto precisamente por su silencio. Entre tanto bullicio y escenarios llamativos, el silencio puede resultar difícil de encontrar. Para mi la música siempre ha ido de la mano de la fotografía. Creo que la música que escuchamos más allá de influir en nuestro modo de ser o percibir las cosas, es un acompañante que potencializa nuestros sentidos y emociones al grado al que nos abre los ojos a nuevos escenarios y crea vínculos hacia momentos determinantes en nuestras vidas.

Es un complemento a los lugares, momentos o hasta para las personas que suelo retratar. Hace poco leí que el olfato es de aquellos sentidos que más rápido nos transportan a un lugar y el que detona más fácilmente las memorias o recuerdos. Aunque estoy de acuerdo, siento que es muy de vez en cuando el que percibamos cierto olor que nos transporte casi de golpe hacia un momento en específico. Que cuando pasa es sumamente poderoso y en eso no difiero, es muy raro que suceda y con la música no. Hay tantas cosas que se pueden relacionar tan fácilmente a una canción y que la vuelven única que cuando te das cuenta tu vida entera está llena de recuerdos con música de fondo. A parte siempre me ha parecido chistoso como siempre nos da miedo compartir nuestras canciones favoritas a personas en específico porque luego las cosas pueden salir mal y no queremos que esa canción se convierta en algo que solíamos disfrutar pero ya no mas o de la misma manera. Y es que es eso, es que la música es esa conexión inmediata con el pasado y para eso es, para compartirla y gritarla, cantarla en el carro o bailarla con amigos.

La música es como una pequeña parte de cada quien y esa parte de mi no la puedo segregar de las cosas que intento retratar ni de la manera en la que veo el mundo. Mis fotos siempre van a tener una canción de fondo. Todas. Cuando comparto alguna es porque estoy escuchando una canción y procuro buscar la foto que encaje con ese sentimiento o con el sonido porque para mi siempre habrá cierta relación entre lo visual y lo sonoro y siempre estoy buscando eso. Creo que eso es lo que intento capturar, siempre estoy buscando ese sonido.

“Clocks” de Coldplay me recuerda a la lluvia y al olor a concreto mojado, me recuerda a la Ciudad de México. “Sex on Fire” de Kings Of Leon es la época de mi vida en la cual resolvía mis problemas gritando esta canción en mi cuarto o en el tráfico. “Persiana Americana” y “Lobo Hombre en París” son las canciones que sonaban cuando caminé las calles de una ciudad europea sintiéndome increíblemente perdida y a la vez más segura de mi misma que nunca. “The Wolves” de Bon Iver es esa persona con la que me hubiera gustado que las cosas fueran diferentes. Y finalmente “Gypsy” de Fleetwood Mac es la canción que me recuerda donde estoy y a dónde quiero ir.

ALEXIS GÓMEZ – @alexisgomez

En los últimos años la música que escucho está directamente relacionada al mood y entorno que me rodea. Relacionada con memorias, ciudades y personas. Si tuviera que mencionar mis músicos favoritos en los últimos años mencionaría a Radiohead, Tame Impala, y The Smiths.

Cada banda tiene su personalidad y manera de hacerte sentir. En mi caso, la música que escucho me transmite en una infinidad de sentimientos. Ganas de bailar, canta, cerrar los ojos; agarrar una cámara y tirar. Si hablamos fotos en vivo todo cambia en el escenario. Ahí cada banda y locación afectan directamente a lo que puedo llegar a capturar. La luz, el tiempo y las posibilidades de movimiento.

Hay una foto en el balcón de mí cuarto en Barcelona que me recuerda mucho a Bluebird” de Beach House.

ALEXISGOMEZ02

Es curioso pensar cómo fue mi primera relación con la música. Desde pequeño, recuerdo ser conmovido por canciones, por saber cómo se llamaban y tratar de memorizarlas. Pienso que lo más maravilloso de la música es que me hace experimentar sentimientos que muchas veces son difíciles de encontrar. De llevarte a otra época, a memorias pasadas o futuras, de hacerte bailar con sonidos de otras culturas, o el simple hecho de tararear una frase todo el día.  Agarré mi primera cámara por la necesidad de crear mediante la música. Intento expresar lo que siento a través de las imágenes. Para mí, no hay momento más especial que estar dentro de un concierto; por que ahí converge todo.

 

 

Y listo, espero hayan disfrutado de leer esta serie de entrevistas, y que si al leer esto se inspiran a armar un playlist, que hermoso.

La música es para mí, y yo soy para la música.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.