Reseña: El Totem Tour ofreció una noche inigualable para sus asistentes en Monterrey

Texto: Jaime Rodriguez

Fotos: Diego Gracida

La gente a veces dice que las cosas que no son planeadas salen mejor, y esto en ocasiones puede ser verdad o lamentablemente falso. Por fortuna, en el caso de la segunda parada del Totem Tour resultó ser verdad. En el camino a la ciudad de Monterrey, después de su inauguración en Queretaro, la van en la que viajaban las bandas que comprenden el lineup de esta ambiciosa gira se averió, lo cual retrasó unas cuantas horas el concierto que ofrecerían Tiny Moving Parts, Überyou, Gillian Carter y joliette (la banda venezolana Cardiel canceló unos días antes su participación en las primeras fechas del tour pero se presentará en la segunda mitad).

Los asistentes a este evento se veían en parte emocionado y en parte desesperados, pero creo que la gran mayoría sabían y entendían que el pequeño accidente que sufrieron en el camino las bandas es uno de los gajes de ser un músico que vive de hacer giras. Probablemente no era la primera vez que algo como esto les pasaba y eso se vio en el entusiasmo de las bandas por tocar en este evento que era esperado por todos los que fuimos.

Cuando por fin arribaron al Salón Morelos, rápidamente empezó el acomodo de los instrumentos sobre el escenario y para nuestra sorpresa la primera banda en tocar fue la principal: Tiny Moving Parts. Aunque el tiempo de su set fue corto se notó como la banda dio todo de sí para traer por primera vez a los regios algunas canciones de su disco Celebrate del 2015, así como algunas canciones de su anterior repertorio. El público por su parte respondió de manera excepcional coreando las canciones, saltando e incluso armando un pequeño slam frente al escenario. Para la canción con la cual la banda se despidió –“Dakota”– el público seguía muy emocionado a tal grado de pedir una canción más, aunque el tiempo era limitado y la banda no pudo cumplir con esto.

Al parecer las bandas iban a tocar de modo descendente a como vienen listadas en el cartel, por lo que siguió el turno de Überyou. La banda sueca tomó el escenario tan sólo unos cuantos minutos después y creo que sorprendió a más de uno, o por lo menos a quienes no los conocíamos, gracias a la energía de su vocalista. Su set, al igual que el de Tiny Moving Parts, fue corto pero eso no importó mucho ya que fácil fue el que más energía tuvo. Otra cosa que fue grata es que el vocalista hablaba español casi perfectamente. Se dice que aprendieron el idioma viendo telenovelas del país, lo cual es interesante.

Al terminar el set de Überyou anunciaron que el evento tenía que llegar a su fin gracias a los limitados horarios del bar de Barrio Antiguo, pero la fiesta seguiría para los que quisieran seguir la fiesta en The Bean Lounge, un pequeño venue a unas cuantas cuadras donde se había pactado un afterparty con sets de música emo a cargo del Monterrey Emo Club pero se adaptaría para que joliette y Gillian Carter pudieran tocar.

Después de casi una hora de mover de lugar los instrumentos y acomodar el espacio, Gillian Carter comenzó a tocar. Esta banda de Florida probablemente fue la mejor sorpresa que me llevé en la noche, ya que su sonido es interesante y difícil de definir pero su forma tan enérgica de tocar en vivo es inigualable. Esto, combinado con el ambiente underground que se sintió en el lugar los volvieron un highlight para quienes nos lanzamos al after para seguir disfrutando de buena música.

Finalmente le tocó a joliette tomar el centro de la pista (digo pista porque en realidad no estaban en un escenario) y tocar una vez más en suelo regio después de varios meses de no hacerlo. Joliette es una banda que se ha presentado ya varias veces en distintos venues y por una u otra razón no me había tocado verlos. De nuevo, no sé si fue la atmósfera del lugar la culpable de que me gustara tanto esta parte del evento pero sí les puedo decir que joliette me voló la cabeza y en los últimos días que he escuchado su disco Atáxico les puedo confirmar que no están preparados para ver un show como el de ellos en vivo si aún no lo han hecho.

Este venue conocido como The Bean Lounge en realidad no sería mi primera elección para un concierto como este pero la combinación de que ya estábamos en la madrugada, la cercanía que había con las bandas y las bocinas revienta tímpanos definitivamente hicieron este evento algo que nunca voy a olvidar. Espero que los demás asistentes se sientan así y que los que no fueron decidan lanzarse a este tipo de eventos tan buenos.

En resumen, aunque hubieron fallas que no precisamente tuvieron que ver con la organización sino por la circunstancia, la edición de Monterrey del Totem Tour fue un evento cuya realización se agradece en esta ciudad que tan desesperadamente necesita de una mayor diversificación de géneros. Queremos agradecer a Fvimos Héroes, APP y LOBIA por la invitación y les pedimos que hagan más esfuerzos como este.

Para ver más fotos puedes ver nuestro álbum en nuestro Facebook. El Totem Tour sigue recorriendo México la primera semana de marzo, checa la página de Fvimos Héroes para más información de las fechas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.