AEVUM; ¿Es la vejez un estado mental o físico?

img_2184019

Texto y Fotos: Diego Gracida.

(n) 
Noun – State that logically lies between the eternity (timelessness) and the temporal experience of material beings. Synonyms – mean between time and eternity. The word aevum is Latin, originally signifying “age”, “aeon”, or “everlasting time”.

Almendra Isabel no es una extraña para WAVES, ya la hemos entrevistado sobre su marca de joyería Terracotta para #MAKETHEWAVES y estamos encantados con su trabajo. Hoy nos demuestra que aparte de ser una mujer emprendedora también es una fotógrafa capaz de hacer lo imposible, y exponer su trabajo en Centro Cultural Plaza Fátima.

img_2209044

Nos cuenta Alme que este proyecto persigue una aceptación de la caducidad del cuerpo humano y de el crecer con dignidad y sutileza. ¿Es la vejez un estado mental solamente? ¿O sólo uno físico? A pesar de ser un proyecto personal con la intención de pasar por un proceso de comprensión y aceptación del tema, también se busca que los espectadores se cuestionen y generen reflexiones en cuanto a la vejez, la vida, y lo efímero.

¿Qué te inspiró a hacer AEVUM?

Creo que AEVUM fue un resultado de una búsqueda de las cosas que me estaban causando un poco de intranquilidad. Cuando me decidí a dedicarle todo mi tiempo, atención y esfuerzo a un proyecto lo más difícil siempre fue el decidir a qué proyecto, y este aún ni si quiera existía en mi cabeza. Después de una serie de varios ejercicios (muy cansados, la verdad) de estar escribiendo constantemente día y noche en un diario, Mariana Elizondo (una maestra muy buena que tuve, ahorita ella trabaja en la galería Alternativa Once) leía mis escritos y me cuestionaba arduamente sobre lo que escribía. Al final de estar analizando muchas cosas que me estaban afectando en el momento, vimos como es que todas se relacionaban en si con el mismo tema: el envejecer.

El paso del tiempo, el miedo, y el saber que no hay absolutamente nada que puedas hacer para controlar lo inevitable. La familia, mis padres, los retos personales, el amor y la vanidad. Todo eso gira entorno al mismo punto. Y fue ahí donde decidí cuál sería mi proyecto, y así fue como nació AEVUM.

¿Cuáles fueron los obstáculos que se te presentaron? 

Obviamente tuve un sin fin de obstáculos al comenzar con este proyecto. Están los de tiempo, el buscar qué galería quisiera promover a una artista con un currículum muy corto en exposiciones, el tema de las impresiones, la enmarcada, que yo estaba fuera de la ciudad durante casi un mes mientras hacía el proyecto, el tema de cómo iban a ir montadas, el elegir el título, el seleccionar las imágenes, etc. Pero creo que algunos de los puntos que más se me dificultaron fue el hacer contacto con mucha gente mayor durante mi proceso de investigación. Toda mi familia es de la cuidad de México así que no tengo familiares ancianos en mi ciudad, por lo que tuve que acercarme a muchos desconocidos y familiares de conocidos. Fue un acercamiento muy fuerte en varias ocasiones. El enfrentamiento emocional durante el proceso de hacer este proyecto creo que fue de los principales obstáculos pero al mismo tiempo de los más enriquecedores.

También está el tema de exponer tu trabajo frente a personas y el ser al mismo tiempo MUY perfeccionista y exigente cuando se trata de proyectos, en específico personales. Soy de esas personas que les cuesta mucho aceptar su trabajo porque nunca están conformes, así que esta fue la primera vez que tuve que hacerlo. Aún sé que me queda mucho por mejorar y no siento que el proyecto esté terminado, pero definitivamente tuvo una buena reacción con los espectadores y eso me tranquiliza por el momento.

¿Qué sentiste cuando te dijeron que sí se armaba?

La neta, si salí de la galería casi saltando de felicidad. Había intentado en varios lugares y estaba dándome por vencida, jamás creí que uno de los lugares más importantes de los que había aplicado sería el que me aceptaría. Fue difícil ya que no tenía exposiciones individuales anteriormente y eso es un punto muy importante para muchas galerías, pero mi tenacidad y la presentación de mi proyecto cuando llegué con José (CCPF) fue de su agrado y le emocionó la idea de ayudarme a comenzar en este trayecto personal. Estoy infinitamente agradecida con el espacio por creer en mí.

img_2198033

La exposición estará hasta el 19 de Febrero en Centro Cultural Plaza Fátima para que no se la pierdan y nos contesten ¿Qué pedo con la vejez?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.